Viernes, 19 Enero 2018

logo de la TAPA 6

10   Banner    Anunciate Aqui

Los ‘ciudadanos invisibles’ cooperan en sus tareas diarias, también en fechas de ilusión. Fotos: Jorge Gutiérrez Los ‘ciudadanos invisibles’ cooperan en sus tareas diarias, también en fechas de ilusión. Fotos: Jorge Gutiérrez El Deber Digital

La Navidad llega sin discriminación a los lugares olvidados por la población cruceña

Escrito por  Dic 26, 2017

La festividad también inunda lugares no concurridos en Nochebuena. Mientras unos comen, brindan y se entregan regalos, otros estarán celebrando a su manera la unidad, el compromiso y la vida

Los adornos navideños que van llegando poco a poco cambian el aspecto a una casa construida con madera y plásticos sobre un piso de tierra convertido en barro por los aguaceros de los últimos días.

Engalanar el tronco de un árbol que hace sombra es la única seña de la víspera de Navidad de una veintena de almas que, sin serlo, forman una familia. Ninguno supera los 30 años, entre ellos siete niños.

Al concluir, una oración acompañada de ilusiones y pidiendo bendiciones para quienes los ayudan el grupo se da un aplauso de orgullo al saber que hoy van a estar juntos. La situación, que ocurre a dos cuadras del primer anillo, refleja otra realidad de lo que será esta Nochebuena.

Aquí no llegan las campañas navideñas de entrega de regalos y otras ayudas de la Gobernación o el Municipio. Más bien viven atemorizados de que estos los encuentren. Comida no les falta, drogas tampoco, pero sí la oportunidades de inserción y ser valorados como personas, según los voluntarios de una ONG que llegan para compartir con ellos.

¿Y los vecinos? Nada. Dicen desconocer quiénes viven alrededor y aseguran que “mientras ellos no molesten, nosotros los dejamos estar ahí”.

Así como esta historia transcurren otras que pasan desapercibidas mientras las gente se halla en ajetreos colmando los centros de abastecimiento y otros lugares de servicios para cuidar los detalles de su reunión navideña, la fecha de los buenos deseos y que recuerda a los cristianos el nacimiento de Jesús.

En el Instituto Oncológico, las enfermeras señalan que esta noche hay pacientes que estarán solos.

Muchos de ellos vienen desde provincias y sus familias no pueden estar presentes. Otros llevan a cuestas su soledad hace días, puesto que tienen a sus familiares trabajando para pagar los tratamientos del cáncer. También hay los que ‘con suerte’ recibieron una licencia para ir a sus casas en Navidad, aunque no quieren irse porque temen perder su espacio para continuar con el tratamiento.

El trabajo también llama
Para policías, médicos, guardias de seguridad, conductores de taxis, comerciantes y recogedores de desechos que dejan las festividades de fin de año, la labor no se detiene, mientras otros estarán sentados junto al árbol, brindando e intercambiando regalos.

Trabajando, así también va a encontrar la medianoche a un funcionario del aeropuerto que ya sabe que el mal tiempo va a llegar junto al niño. Sin brindis, ni la mesa puesta, con la compañía de unos cuantos colegas y los equipos meteorológicos, así va a pasar la Navidad, augurando surcito y chubascos de bendiciones. 

-

Roseli Rodríguez 

Anfitriona de la falta de oportunidades

“Un regalo que perdure”
Los vecinos de Barrio Lindo se refieren a su espacio como el Condominio Las Tablitas. En esta casa improvisada en un área verde convive ‘Cheli’ (27), junto a sus hermanas de 23 y 15 años, sus tres hijos y cerca de 12 jóvenes en situación de calle que se dedican a limpiar vidrios y a cuidar autos. En el ambiente hay amistad y respeto. Mientras esperan que esté lista la olla común, en la que todos aportaron con algo,  adornan el árbol que les hace sombra. 

La madre es consciente que en cualquier momento los vecinos o las autoridades los pueden echar, por eso prefiere vivir en silencio y pasar desapercibida.

Al ser consultada sobre sus deseos de Navidad, se queda callada unos instantes y muestra la ausencia de ropa y los pies descalzos de sus hijos y los ‘adoptivos’, los jóvenes que pasan el día en su casa. Según ella ese regalo perdura más que los juguetes y lo pueden usar varias personas. No pide más, mientras su mirada clama en silencio una oportunidad de inserción social.

-

Óscar Gonzalo Céspedes

Dará apoyo y seguridad a los vuelos toda la noche

“Es triste no estar cerca de los tuyos”
El trabajo llama y hay que adecuarse. En 34 años de servicio en la oficina de Meteorología de Aasana, Óscar Gonzalo relata que es la sexta vez que tiene que cumplir con sus labores en el aeropuerto internacional de Viru Viru. Otros colegas tendrán la misma situación.

Él se encarga de enviar información sobre los pronósticos del tiempo a los pilotos que traen pasajeros a Santa Cruz y a otros que hacen escalas técnicas. La revisión de los datos del tiempo es constante porque el tráfico aéreo en las noches también lo es. En los últimos 10 años el tráfico nocturno se incrementó en un 70%. 

La faena no da lugar para celebraciones, pero si da cabida para recordar la tristeza de no estar presente junto a su esposa y tres hijos. ¿El pronóstico para hoy? Frente frío, tormentas eléctricas y lluvias. No obstante, reconoce que a veces los meteorólogos pueden equivocarse. Prefiere vaticinar que los cruceños tendrán para hoy una Nochebuena mejor que la anterior.

Óscar Gonzalo Céspedes

-

Raúl Coímbra

Navidad con la salud en manos de Dios

“La familia, el mejor obsequio”
Las secuelas del síndorme de Guillain-Barré no le impidieron continuar sus labores como arquitecto en 2010. Sin embargo, en 2015 una nueva afección de la cual también salió airoso llegó a sus intestinos: el cáncer. Raúl Coímbra (43) está en un segundo round contra este mal. 

Él acusa este retorno a la depresión causada por la partida de su padre en julio de este año. No obstante, su fe en Dios (de su cuello cuelga un rosario con la imagen del Señor de los Milagros) y el apoyo de su familia le ayudan a convertir sus miedos a la enfermedad en esperanza. 

Si bien estas fechas lo toman en curva con sus tratamientos de quimioterapia en el Oncológico, tras su recuperación quiere enseñar a otros sobre la importancia de la cercanía a la familia y la salud, “ese es el mejor regalo de Navidad que cualquier persona puede tener”, señala. 

Asimismo, espera que el conflicto de los médicos con el Estado se solucione, puesto que afecta a su recuperación y la de sus compañeros de sala.

Raúl Coímbra

Información adicional

  • Fuente: El Deber Digital

Ultimas noticias - Santa Cruz

pulacayo 

15 - Banner - Publicite Aqui

Banner Reflexion dominical ok

10 - Banner  - Anunciate Aqui

  06 - Infodecom - Diakonia

11   Infodecom   Religion Digital

banner papa francisco sitio web 2015

13 - Infodecom - Colobora sosteniendo Infodecom