Internacional

Mujer recibió de la Fiscalía el cuerpo de su hijo, le lloró, lo veló y enterró, y luego apareció vivo

Felicitas Tijera Carvajal fue notificada de la muerte de su hijo el 15 de enero. Al día siguiente le entregaron su cuerpo: esta familia mexicana lo veló, lo enterró y lo lloró durante dos semanas… hasta que apareció vivo.

La Fiscalía Regional de Oriente de Morelos, en el estado mexicano de Michoacán, comunicó a la familia de Johathan Martínez Tijera el hallazgo de un cuerpo sin vida con rasgos similares a los de este joven de 30 años, que desapareció a principios de diciembre. Los hermanos se personaron en la institución con fotos de Jonathan en las que se apreciaban sus cicatrices y un tatuaje.

“Les permitieron el acceso para que pudieran identificar el cuerpo, pero les advirtieron que no podrían tocar ni mover nada, sólo les mostraron de lejos un cuerpo en posición de espaldas, sin permitirles ver el rostro, tampoco verificar la dentadura o las características de sus cicatrices o tatuaje”, denunció ante la prensa el abogado de la familia, Miguel Ángel Rosete Flores.

Pese a las restricciones impuestas, la familia validó la identificación del cadáver.

Pasadas 24 horas, el Servicio Médico Forense de Morelos entregó a la madre un ataúd completamente cerrado y le advirtió de que no lo abriera bajo ningún concepto, según precisó el letrado. La familia veló y dio sepultura al cuerpo, según han informado varios medios mexicanos.

Dos semanas después, una vecina avisó a la madre de que creía haber visto a su hijo muerto en un centro de Alcohólicos Anónimos.

“Por un momento, se encuentra feliz de que su hijo está vivo; por otro momento, se encuentra muy consternada porque ella desconoce a quién enterró, a quién inhumó, a quién lloró”, indica el abogado, “no sabemos quién es y que hoy a la mejor la familia de esa persona sigue buscándolo por las omisiones de la Fiscalía”.

La familia deberá ahora cancelar el acta de defunción y exhumar el cuerpo que enterró, detalla el abogado, que ha presentado en su nombre una queja ante la Visitaduría para que se abra una investigación al personal y jefe de los Servicios Periciales, así como al fiscal.

El estado de Michoacán es uno de los más violentos de México; el pasado junio, el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador ordenó el despliegue de cientos de agentes de la recién conformada Guardia Nacional, en un intento por contener la ola de violencia.

Las denuncias contra el Servicio Médico Forense tampoco son nuevas. En marzo de 2014 se inhumaron de forma irregular al menos 118 cuerpos de una fosa común, pues no contaban con un expediente que informara de cómo habían muerto y qué investigación se había llevado a cabo: “Fueron tratados como basura”, concluyó una investigación oficial.

En 2018, la Fiscalía reveló que las instalaciones forenses estaban casi repletas, desbordadas por la ola de violencia y la falta de inversión, añadiendo que las condiciones eran “deplorables”.

“Las cámaras frigoríficas están cerca de ser insuficientes, necesitamos invertir e n instalaciones y mantener el servicio correctamente”, indicó, “si somos rebasados, no tendremos dónde depositarlos”.

En julio de 2019, la Fiscalía aseguró que tenía más cadáveres de los que podía asumir, con 484 cuerpos sin identificar cuando su capacidad eran 72.

Derechos de Autor KTLE 2020. Todos los Derechos Reservados

Fuente: Telemundo

Foto: Source – Telemundo