Oruro

Monseñor Cristóbal Bialasik: “Este espacio geográfico y espiritual llamado Bolivia tenemos que cuidarlo”

Celebración del Te Deúm en aniversario de Bolivia El Obispo de la Diócesis de Oruro, Monseñor Cristóbal Bialasik, en la celebración del Te Deúm, realizado ayer en el templo de la Catedral conmemorando los 188 años de la fundación de Bolivia, pidió a la población que el “espacio geográfico y espiritual llamado Bolivia tenemos que cuidarlo”.

Señaló que Dios regaló una hermosa porción de tierra a los bolivianos, abrazada por llanuras, valles, montañas y altiplano.

“Estamos agradecidos por nuestro país y por las personas que lo crearon, pero también por las personas que la siguen formando, tanto hombres, mujeres, jóvenes, niños, mineros, obreros, campesinos, profesionales, gobernantes, ciudadanos comunes, que sienten un amor profundo por la patria y lo expresan día a día con su trabajo honesto y perseverante”, aseguró.

Explicó que las personas tienen que ser agradecidas, porque se tiene que reconocer que muchas veces se trató mal a la patria. “No estamos cultivando la tierra, cuidándola y haciéndole producir frutos, ni nos hemos ocupado profundamente de nuestro hermano, al punto de excluirlo de los bienes que deberíamos compartir en justicia y solidaridad”, dijo. Sostuvo que en este nuevo aniversario de Bolivia, se tiene que cesar con la falta de confianza, inseguridad ciudadana, venganza, linchamientos, atracos, narcotráfico, drogadicción, alcoholismo, falta de fidelidad matrimonial y familiar.

El Te Deúm, celebración de acción de gracias en las fiestas patrias, comenzó a las 09:00 horas, donde participaron autoridades departamentales, municipales, militares y policiales, además del pueblo católico que agradeció a Cristo por os 188 años de Independencia de Bolivia.

Monseñor Bialasik, señaló que el Te Deúm significa: “A ti Dios te alabamos”, y recordó que el 6 de Agosto hace 188 años, en el convento de los Jesuitas, que hoy es la Casa de la Libertad se firmó el Acta de Independencia, en medio de un complejo proceso de transición y transformación del Estado. “La historia nos comenta que el tiempo de creación de la patria fue muy difícil, pero también ha sido un proceso dinámico de fidelidad a las propias raíces y de apertura a las nuevas oportunidades”, sostuvo.

También indicó que no habrá patria, si no se construye entre todos. “Todos estamos convocados a la tarea de cuidar y perfeccionar la patria que recibimos como un regalo de Dios, confiando a nuestra libertad. Podemos aprovecharla, privilegiando la construcción del bien común”, aseveró. “Por eso al celebrar esta fiesta, recordemos que nuestro destino es Dios. Él es el verdadero fundamento de nuestra fraternidad –Jesucristo, Señor de la historia”, afirmó.