Cochabamba

MONS. TITO SOLARI: PREPARÉMONOS CON HUMILDAD Y SENCILLÉZ PARA EL ENCUENTRO CON LA VIRGEN MARÍA DE URCUPIÑA

La Virgen de Urcupiña nos espera, estamos rodeados de realidades opuestas, ricos, pobres, blancos y morenos, indígenas y mestizos, católicos y evangélicos, gobierno y oposición, cultos e ignorantes, jóvenes y viejos. Pues en este contexto ir al otro ha acercarse al Hermano, es el desafío de los desafíos, es el milagro que pedimos a la Virgen de Urcupiña, este año.

Pero ¿cuál es el deseo más grande de una madre?, que los hijos se quieran, se respeten, estén unidos, que el hermano se acerque al hermano con este propósito iremos este año al Encuentro del hermano. Con el propósito de decirle que lo quiero, que quiero compartir con él.
Ella nos ayuda, nos da la mano para acompañarnos en este encuentro, que es un encuentro de comunión, de fraternidad y de solidaridad. Si ese es el motivo o el lema de la Fiesta de la Virgen de Urcupiña, sabemos que para ir al encuentro de la Madre el hijo, se prepara, nos preparamos.

La Fiesta en sí dispone de 15 días de preparación, desde las 4:30, se abre el Santuario para que los peregrinos puedan ir a rezar a la Virgen puedan ir a las confesiones, puedan participar en la eucaristía, el corazón tiene que ir preparándose, las vicarías y las parroquias participan cada noche por turno, se acercan a las 19:00 al santuario y hay oportunidad de confesarse.
Esto pero por sobre todo ir con el corazón a la Virgen ya desde ahora, rezando a nuestra Madre, rezando aquello fresco y también lo que necesito, es una forma de ir acercándose a la Fiesta. Preparémonos, con sentimientos de humildad y sencillez, como hijos. Nuestra Madre nos espera.

Mons. Tito Solari
ARZOBISPO DE COCHABAMBA