La Paz

Mons. Barrionuevo a los esposos: “manifiesten ese amor de Dios a la humanidad”

El lunes 24 de octubre dio inicio la Asamblea Pastoral del Vicariato de Reyes con la participación de sacerdotes, religiosas y laicos comprometidos con su iglesia local y con la Iglesia universal con una sola misión, anunciar el evangelio. En la eucaristía de inauguración Mons. Waldo Barrionuevo, Obispo Auxiliar de Reyes hizo hincapié en el tema de la Familia.

“El evangelio el día de hoy nos dice que se le acercaron a Jesús algunos fariseos para ponerlo a prueba acerca de la familia y sabemos que la familia está sometida a tantas pruebas externas e internas, voluntad y enfermedad, escases económica etc, y sobre todo pruebas existenciales que si hay feminicidios, violencia y tantos problemas en la familia, y ¿cómo hacemos que decimos nosotros?”.

“Que las mujeres se hagan uno en el sentimiento con el esposo, maridos amen a sus esposas como se aman a sí mismos, el Señor dice por medio del apóstol Pablo que la familia debe ser concordia y unión , no solo física y de documentos, o de vivir en una sola casa, debe ser unión de pensamiento, sentimiento y unión de fe, por eso es importante lo que dice San Pablo a los Efesios, el esposo debe dar su vida por la esposa, así como Cristo dió la vida por la Iglesia”.

“Quiere decir que el sacerdote presenta su vida como imagen de Cristo y se presenta en la celebración como otro Cristo cuando consagra el pan y el vino, la religiosa y religioso, dice “yo abandono mi familia y me hago familia con Dios, consagro mi vida a Dios, Dios es mi esposo y le sirvo, y sirvo a la familia del esposo que es la Iglesia”, el esposo y la esposa están para mostrar al mundo proféticamente como Dios entregó su vida por la Iglesia”.

“En este año de la misericordia, nosotros recordamos como el Señor tomo nuestra miseria y pequeñez de la humanidad, la asumió Cristo en su divinidad y cuando subió a los cielos entró en el centro mismo de la trinidad, por eso misericordia estamos en el corazón del Señor, unidos en el Señor, unidos a Cristo, eso tenemos que manifestar con nuestra vida cotidiana, el sacerdote, la religiosa y el esposo y esposa dando esa vida el uno por el otro, manifiesten ese amor de dios hacia la humanidad”.

“Las personas se casan por que están convencidos de que el Señor dió la vida por ellos y el Señor ha hecho nacer ese amor entre esposo y esposa y quieren manifestarlo públicamente, no solo el amor entre ellos dos sino el amor de Dios a la iglesia y a la humanidad, y lo manifiestan en su vida cotidiana, éste es el sentido profético del matrimonio. Si olvidamos este sentido profético, estaremos desviándonos, se casan porque son hijos de Dios y como hijos de Dios han visto que el espíritu santo ha hecho nacer ese amor y quieren manifestar este amor en ese vivir juntos y entregar la vida el uno por el otro”, Manifestó Mons. Waldo acerca del sentido profético del matrimonio.

Expresó que si vemos en la humanidad violencia, guerra y corrupción, debemos darnos cuenta que hay algo mal en las familias, por ello animó a los fieles a comenzar a hacer oración por la familia que uno va tener en el futuro, “orando al Señor para que les dé la gracia para conocer y reconocer al amor de su vida, y así uno si hace oración ya desde que comienza su vida con el Señor, pues Él le guiará para conocer a la persona indicada o para conocer su vocación especifica”.

Finalmente pidió por todas las familias para que el señor les bendiga con el pan de cada día, con el don del trabajo y progreso, con la fidelidad profética entre el esposo y la esposa, y con la unión fraterna de los hijos e hijas.