Cochabamba

Mons. Aparicio: Que la presencia del Espíritu nos haga capaces de anunciar el evangelio

Hay mucha gente que vive en la desesperanza, si nosotros abrimos las puertas de nuestras casas hay mucha pobreza, en los barrios hay muchas necesidades básicas si nosotros entramos en el corazón de tantos jóvenes desorientados, que la presencia del Espíritu nos haga capaces de anuncia la alegría del evangelio, feliz cumpleaños nos bendiga a todos y a cada uno, de esta manera Mons. Oscar Aparicio, Arzobispo de Cochabamba se refirió a la Fiesta de pentecostés que se vive hoy en toda la Iglesia Católica.

Haciendo referencia al evangelio dijo que Jesús había convocado a sus discípulos que con sus miedos y temores y probablemente sus frustraciones, eran testigos que han seguido al Señor pero que también han sido testigos de su muerte.
Nos pasa lo mismo, explicó “…cada domingo nos reunimos, pero este domingo nos convoca es esta realidad nuestra, yo no sé como ha venido cada uno de ustedes. Cada uno conoce su corazón…si venimos aquí es porque queremos que algo se diferente, nos reunimos para que algo diferente acontezca, venimos esperanzados, algo diferente debe pasar. Jesús se presenta es el resucitado que aparece, aquel que había sido sepultado vive”, acotó.

Jesús les dice la paz sea con ustedes…uno muchas veces lo hacemos tan común que no puede decir mucho. La paz con ustedes y se fueran los miedos, las grandes preocupaciones, es una invitación profunda para poder confiar en Dios, el no nos abandona, el vive y por tanto esta en medio nuestro, es la garantía de nuestra vida, es la garantía de que sabremos y enfrentaremos la dificultades, es la presencia de un Dios que nos ama profundamente. Que esta paz que Dios nos trae se deposite en nuestros corazones, la plena seguridad de que nuestro camino es el camino de vida, dijo el Arzobispo de Cochabamba.

Mons. Aparicio remarcó la presencia de Dios en medio nuestro “..reciban el Espíritu Santo, el resucitado habita en medio nuestro, es aquel que camina en nuestras calles, que habita en nuestros corazones, es el Espíritu de Dios que nos acompaña y vive en medio nuestro”, dijo.
Hoy nos hemos reunido para glorificar y recibir esta paz que, hay que mirar a los hermanos y salir de estas tristezas, la alegría del evangelio es precisamente esta es la certeza de que Jesús nos trae la paz, el Espíritu..Todo esto se realiza en medio nuestro no es un cuento es una promesa de alianza que el Señor hace con nosotros y la promesa es a todos, explica.

Somos diferentes pero tenemos la capacidad de reconocer aun solo Dios, es el nacimiento de nosotros como Asamblea, es el nacimiento de esta Iglesia que quiere anunciar el evangelio con alegría gozo, puntualizó.

Recibamos el espíritu de Dios, no hay que resistirse a dejarse amar por Dios, si el Señor nos ama gratuitamente, no se fija en nuestros meritos ni se fija en nuestros pecados, dejemos que el Señor infunda su espíritu, dejemos que el Señor nos de la alegría en el corazón, finalizó.