Internacional

MILITARES ATACAN A CRISTIANOS EN EGIPTO Y DEJAN 35 MUERTOS

(EL CAIRO) Los militares en la capital de Egipto atacaron con armas de fuego a unos 10 mil coptos que protestaban pacìficamente por el ataque de extremistas musulmanes a una de sus iglesias. La masacre terminó con la vida de 35 personas y dejó 274 heridos.

Tras los ataques, el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas de Egipto decretó el toque de queda en la plaza Tahrir y el centro de la capital desde las 2:00 a.m. hasta las 7:00 a.m. de este lunes.

Europa Press informa que los disturbios se han producido en el marco de una manifestación de protesta por la demolición parcial de una iglesia en la provincia de Asuán, ubicada en el sur del país.

Según algunos testigos, la manifestación ha sido atacada en al menos dos ocasiones durante su recorrido por las calles de El Cairo. Los militares han actuado azuzados por extremistas islámicos que no toleran la presencia cristiana en el país mayoritariamente musulmán.

Christian Newswire informó a ACI Prensa que algunos de los asesinados por los militares egipcios son: Fady Rizk Ayoub, Shehata Thabet, Nassif Ragy Nassif, Michael Saad Guirguis, Michaeil Tawfik Guirguis, Ayman Saber Beshay, Ayman Fouad Amin.

Componen esta trágica lista también Wael Michaeil Khalil, Usama Fathy Aziz, Mina Ibrahim Daniel, Saad Fahmy Ibrahim, Ayman Nassif Wahba, Sobhy Gamal Nazeem, Hany Foaud Attia y Romany Fekry Guirguis.

Los enfrentamientos se han producido luego de la llegada de los 10 mil coptos que integraban la marcha con rumbo a la sede de la televisión estatal.

Las autoridades investigan a 15 sospechosos que serían responsables de los asesinatos y de haber dejado heridas a más de 200 personas.

Europa Press informa además que la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la Unión Europea, Catherine Ashton, ha subrayado su “preocupación” por estos lamentables hechos y manifestó el deseo de los miembros de esa organización de que la Junta Militar en Egipto proteja a las minorías y a los ciudadanos sin importar su religión.