Análisis Cochabamba

Miguel Manzanera SJ.: Posible beatificación de Virginia Blanco Tardío

Virginia Blanco Tardío nació el 18 de abril de 1916 en Cochabamba, donde también murió el 23 de julio de 1990, Después de su fallecimiento muchas personas han pedido a la Iglesia Católica que la declare “Beata” como ejemplo para muchas personas que se sienten llamadas a formar parte del Reino de Dios. También, ya declarada “Venerable” “Sierva Dios” puede ayudar a muchas personas a responder positivamente al llamado del mismo Jesús: “Busquen el Reino de Dios y su justicia. Todo lo demás se les dará por añadidura” (Mateo 6,33).

El entonces Arzobispo de Cochabamba, Mons. Tito Solari Capellari, inauguró la primera fase del proceso de beatificación el 31 de enero de 2001 para comprobar el cumplimiento en forma heroica de las virtudes teologales, cardinales, humanas y cristianas de la Sierva de Dios. Personalmente como juez delegado episcopal, presidí el Tribunal para recoger los testimonios previos de 45 personas que conocieron a Virginia y declararon sobre ella, También se recogieron sus escritos y sus  poesías, Además se interrogaron a otras 45 personas sobre la vida y virtudes de Virginia.

Aquí exponemos una breve síntesis de su vida y sus cualidades y virtudes. Virginia fue la segunda de cuatro hijas de Luis Pío Blanco Unzueta y de Daría Tardío Quiroga. Estudió el Bachillerato en el Colegio de las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús, sobresaliendo por su piedad y su capacidad humana e intelectual. Fue nombrada Presidenta de la Congregación de las Hijas de María, con la que mantuvo una vinculación espiritual toda su vida.

Desde pequeña Virginia fue una catequista ejemplar, labor que realizaba en castellano y quechua: Preparaba a niños, jóvenes y adultos para la recepción de los sacramentos, especialmente de la gente humilde. Virginia poseía una cultura general muy superior a la de la mayoría de las mujeres de su época y un amplio conocimiento bíblico y teológico. A los 32 años recibió su título académico con las máximas calificaciones como Profesora de Religión del ciclo secundario en Bolivia. Como maestra fue muy querida por sus alumnas a las que enseñó religión en varias escuelas fiscales de Cochabamba durante más 40 años, muchos de ellos sin recibir remuneración económica.

Desde muy ¡oven Virginia fue militante activa de la Acción Católica Boliviana, y durante muchos años Presidenta Diocesana, primero de la Asociación de Jóvenes y luego de la de Mujeres de Acción Católica (AMAC), que llevaba a cabo obras religiosas y también benéficas. Entre ´estas sobresale la “Cocina económica” que ya había sido fundada en 1954 y daba de comer a personas pobres o empobrecidas. Luego esta obra, conocida como “Comedores Sociales”, llegó a dar gratuitamente hasta 300 comidas diarias. Años más tarde Virginia en su propia casa abrió los “Comedores Populares” para gente venida a menos a quienes cobraba un precio mínimo.

En 1962 inició en Cochabamba el grupo de “Obreras de Cristo”, asociación internacional con sede en Barcelona, España, que agrupaba a mujeres que vivían ocultamente su consagración plena a Jesús en la Iglesia. Su asesor fue el Padre Julián Sayos S.J. Sobre la base de esa comunidad se formó en Bolivia el Grupo de Oración y Amistad, cuya sede estaba en Tarragona, España.

En su propia casa Virginia el 8 de diciembre de 1977 inauguró el Policonsultorio “El Rosario”  con servicios de medicina general, odontología, oftalmología y laboratorios, todo ello gratuitamente o a un precio mínimo, que funcionaron varios años después de su muerte.

Virginia falleció santamente de un paro cardíaco nocturno a los 74 años de edad en la noche, habiéndose confesado y comulgado el día anterior. Tuve la alegría de darle el sacramento de la unción de los enfermos y la bendición apostólica de su santidad.

Dada la conmoción de muchas personas, especialmente pobres y también dos asociaciones religiosas, “Obreras de Cristo” y “Grupo de Oración y Amistad“, a las cuales Virginia pertenecía y era responsable en Bolivia, asumieron la tarea de promover la causa de su beatificación, Recogiendo múltiples testimonios y documentos el Arzobispo de Cochabamba presentó toda la documentación probatoria de la santidad de Virginia,

El 22 de enero de 2015 el Papa Francisco recibió en audiencia privada al Prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos (CCS) y autorizó la promulgación del decreto de dicha Congregación por el que se declara “Venerable” a la Sierva de Dios, Virginia Blanco, por haber ejercido las virtudes cristianas y humanas en grado heroico. El mismo Papa el 9 de julio de 2015 en su encuentro con los sacerdotes, religiosos y seminaristas en Santa Cruz Bolivia, recordó también a la venerable Virginia Blanco Tardío, “entregada totalmente a la evangelización y al cuidado de las personas pobres y enfermas”.

Posteriormente, en el año 2016 la Arquidiócesis de Cochabamba estudió y presentó ante la CCS el caso de una paciente, curada de un cáncer ovárico gracias a la intercesión de Virginia Blanco. Sin embargo una Comisión Médica de la CCS, rechazó por una votación de 5 versus 2 que se tratase de una curación científicamente inexplicable, sino más bien de un diagnóstico no plenamente verificado.

Ahora el 27 de febrero de 2020, la Arquidiócesis de Cochabamba estudia la asombrosa sanación de un sacerdote gravemente enfermo por un paro cardiaco de 15 minutos, del que fue curado de manera inexplicable y plena sin dejar secuelas. Desde la fe esta curación es atribuible a las oraciones a Dios por la intercesión de Virginia Blanco. En el caso de que la CCS apruebe que hubo una curación milagrosa, Virginia Blanco sería declarada Beata, la primera persona nacida en Bolivia. Esto ayudaría mucho para que la Iglesia Católica se consolidase en nuestro país.

En el siguiente enlace esta la invitación del Arzobispo de Cochabamba Invitación Acto de Inauguración