Santa Cruz

Mensaje de Semana Santa: no dejemos solos a los ancianos

Mons. Estanislao Dowlaszewicz relacionó la soledad de Jesús antes de ser crucificado con el abandono en que viven las personas de la tercera edad

Herminia Montes (67) en la catedral rompió en llanto al relatar que su hermano intenta desalojarla del cuarto que ocupa en el lote que les dejó su madre en el barrio Abaroa, por lo que se siente sola ya que sus cinco hijos tampoco se acuerdan de visitarla. Apenas camina, casi arrastra los pies, se apoya en un burrito, pues tiene osteoporosis y el cartílago de sus rodillas ha desaparecido.

En la misa para ancianos, enfermos y personas con discapacidad oficiada ayer en la catedral, Samuel Cabrera, dirigente de la Federación Cruceña de Personas con Discapacidad, rezó pidiendo la intercesión de Dios para que la marcha que emprenden sus colegas hacia La Paz tenga eco con el Gobierno y puedan conseguir la renta mensual de Bs 500. No están conformes con el bono anual de Bs 1.000. 

En su homilía monseñor Estanislao Dowlaszewicz comparó el sufrimiento que llevan en su cuerpo los enfermos y personas con capacidades diferentes, emplazando a los familiares a no dejarlos a su suerte porque aumentan el dolor de la soledad. También recordó que la Iglesia apoya la marcha reivindicatoria por sus derechos. Además, el obispo auxiliar pidió no abandonar a los ancianos, comparando esa soledad con la que vivió Jesús al ser entregado a sus detractores.

Testimonio
Yolanda Paredes (65) sufre discapacidad en una rodilla, por lo que se mueve con muletas, ello no es obstáculo para movilizarse desde su casa en el Plan Tres Mil, por eso ayer participó en una de las lecturas de la misa en la catedral. Tiene seis hijos y se mantiene tejiendo prendas. Luego de la misa Quito Velasco daba los últimos toques para dejar listo el altar de la reserva del Santísimo Sacramento que desde anoche es adorado