Destacadas

Mañana inicia la 101 Asamblea de Obispos de Bolivia, en Cochabamba

Esta mañana en ambientes de la Casa Clemente Maurer, se desarrolló la conferencia de prensa donde P. José Fuentes Secretario General adjunto de la Conferencia Episcopal Bolivia, dio a conocer la agenda que se tratará el día de mañana en el inicio de la 101 Asamblea de Obispos de Bolivia.

El tema principal de dicha Asamblea es: el análisis de la situación del País y como temas secundarios: la Pastoral Vocacional, la Pastoral Social Cáritas, la Universidad Católica Boliviana recordando sus 50 años, la Pastoral Digital (Internet, redes sociales) y las propuestas y conclusiones del 5to Congreso Nacional Eucarístico.

Explicaba: “el principal objetivo de esta asamblea es hacer un análisis de la sociedad boliviana, mirado a través de la luz de la fe, para que desde esa mirada se pueda programar la Agenda Pastoral, también un tema preocupante por todos los obispos es la disminución vocaciones sacerdotales dentro la cultura juvenil y como Iglesia estamos llamados a organizarnos mejor dentro este año Jubilar de la Misericordia.”

También mencionaba que se analizará el tema de la Universidad Católica donde se quiere que muestre una identidad más católica, y en cuanto a ello se está comenzando a reflexionar algunos estatutos nuevos a largo plazo.
Por otro lado en torno al tema de la Carta Pastoral de los Obispos sobre Narcotráfico y Drogadicción, decía: “los Obispos analizarán en esta asamblea las reacciones tras su publicación, que tenía como intención ayudar a reflexionar sobre a todo el pueblo boliviano sobre un problema patente y aportar unas ideas reflexivas y que el pueblo boliviano despierte de ese adormecimiento moral ante el tema del narcotráfico y la drogadicción.”

En cuanto a las pruebas que se pidió a la Iglesia, P. Fuentes decía que los nombres que se publicaron son de conocimiento público y por tanto no hay la necesidad de mostrar más, puesto que son conocidos por todos y se sabe que este tema del narcotráfico se va introduciendo dentro la estructura estatal.

“La iglesia tienen paciencia, medita con mucha calma la respuesta que tiene que dar e invita a toda la población a no quedarse con el eslogan de la carta, sino leerla sin sentirse atacados… sino más bien sintiéndonos interrogados y así podamos superar como país este problema que estigmatiza a todos los bolivianos”, concluyó.