Santa Cruz

Los sacerdotes de Santa Cruz realizan su retiro anual

Al estilo de los ejercicios espirituales de San Ignacio donde la principal característica es el silencio, 67 sacerdotes de la Arquidiócesis de Santa Cruz participan del retiro anual del clero que se realiza en el seminario San Lorenzo junto a los Obispos.

El predicador invitado para guiar este retiro es el Padre Jesuita Santiago Ramos que actualmente trabaja en la Arquidiócesis de La Paz. El clérigo afirma que estos retiros son necesarios por que permiten “actualizar la vocación del sacerdocio y nuestra motivación de servicio, de lo contrario podríamos caer en el error de hacer las cosas mecánicamente” afirma.

Este retiro para sacerdotes es necesario porque nos da “unos días a solas con el Señor, hablar de nuestras cosas con Él” En ese sentido, utilizando las reflexiones de San Alberto Hurtado sobre “los pecados del hombre de acción” asegura que “los sacerdotes también pueden caer en la rutina, en la monotonía y hacer todo mecánicamente sin ser empujados por el espíritu del Señor”.

El Padre Fernando Cabrero, secretario para la Pastoral y uno de los organizadores del retiro destaca el hecho  de que no solo están participando sacerdotes diocesanos sino también religiosos y asegura que la participación es muy buena tanto en cantidad como en calidad.

“Es un retiro muy exigente en cuanto a silencio tanto externo como interior” por lo que es también “una oportunidad para repensar, para mirarse a sí mismo y volver a nuestros orígenes volviendo a las motivaciones de nuestra vocación”.

Tenemos que esforzarnos para discernir sobre “La presencia de Dios en mi vida y mi vida en la presencia de Dios” dice el Padre Fernando. Similar inquietud es la que expresa el Padre Ysrahel Villegas quien asegura estar complacido con la metodología del retiro porque “permite que uno mismo vaya razonando y llegando a las conclusiones sobre su propia vida espiritual”.