Sucre

Los pesebres cobran vida en las casas y parroquias

EN LA CELEBRACIÓN DE LA NAVIDAD. 

En la Feria Navideña hay toda clase de productos para la recreación de uno de los pasajes bíblicos más importantes de la vida cristiana. 

La oferta de imágenes, pinos y animalitos de juguete aumenta en la ciudad debido a la cercanía de la Navidad, celebración en la que estos artículos tienen cabida y generan ingresos para aquellos que se dedican a su producción y venta.

La tradición del armado de pesebres es una de las actividades más importantes para los católicos durante la Navidad y es por esto que en varias tiendas de la ciudad, pero en especial en la Feria Navideña, se ofertan toda clase de productos para la recreación de uno de los pasajes bíblicos de mayor relevancia en la historia de la Iglesia Católica: el nacimiento de Jesús.

En Sucre, el armado de pesebres se realiza en los hogares de las familias católicas, pero son las parroquias las que destacan por realizar representaciones grandes, por la utilización de imágenes antiquísimas o por la demostración de pesebres vivientes organizados en la coordinación con sus feligreses.

En la parroquia San Francisco se encuentran algunas de las más grandes imágenes de José, María y el niño Jesús para pesebre o de igual forma en el templo de San Lázaro, fundado en 1538, con imágenes antiquísimas de la Sagrada Familia, según comentó Pedro Cruz, párroco de este recinto.

“El armado de pesebres es una actividad que busca ayudarnos a contemplar el misterio de la encarnación y ha sido instituida para que a través de las imágenes podamos leer este pasaje bíblico”, mencionó el vicario General de la Arquidiócesis de Sucre, padre Enrique Quiroga.

La recreación del nacimiento de Jesús surgió a través de San Francisco en el siglo XIII en el pueblo de Greccio (Italia), lugar en el que San Francisco para la celebración de la Noche Buena decidió realizar un pesebre viviente, para que las personas puedan entender mejor este pasaje bíblico. Para el pesebre incorporó elementos como un burro del pueblo, un buey, ovejas y paja para acunar la imagen del niño Jesús.

Según la tradición, esa noche en la que San Francisco realiza la representación del nacimiento de Jesús, la imagen del niño Jesús había sonreído, por esto los pobladores del lugar comenzaron a armar pesebres cada año esperando que el milagro se repitiese.

Figuras del pesebre

La Sagrada Familia, conformada por Jesús, José y María. Los pastorcitos, quienes primero se enteraron del nacimiento. Los reyes magos, el ángel, la estrella, animales y el establo donde nació el niño Jesús.