La Paz

LOS MARCHISTAS POR EL TIPNIS SALEN RUMBO A YUCUMO, ESPERAN LA MEDIACIÓN DE LA IGLESIA Y DEL DEFENSOR DEL PUEBLO PARA QUE LOS DEJEN PASAR

La marcha que defienden la Tierra Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), reanudaron la mañana de este martes su movilización rumbo a la sede de gobierno. Aguardan la mediación de la Iglesia Católica que se encuentra en el lugar, del Defensor del Pueblo, Rolando Villena y los medios de comunicación para que se los permita pasar Yucumo de manera pacífica.

Los indígenas del TIPNIS temen por la seguridad de los niños, mujeres y ancianos más aún cuando los colonizadores en Yucumo habrían decidido movilizarse en las próximas horas para dar encuentro a los marchistas, por lo que el enfrentamiento sería inminente.

“Nos encontramos en la localidad de Limoncito haciendo los preparativos para reiniciar la marcha, vemos que también está llegando la Iglesia Católica, los medios de comunicación además de la Defensoría, también tenemos conocimiento de que los colonizadores de Yucumo sean reunieron anoche, para iniciar hoy en la mañana su marcha hasta donde nos encontramos los marchistas indígenas”, dijo el dirigente indígena Fernando Vargas a la red Unitel. 

Asimismo se cuestionó la actitud del cerco de la Policía Boliviana que se encuentra a un kilómetro y medio de la marcha indígena, efectivos que les cortarían el paso bajo el argumento de evitar enfrentamientos, lo cual viola sus derechos enmarcados en la Constitución Política del Estado (CPE).

“Nos reunimos con el coronel Alberto Aracena, él dijo que tiene órdenes superiores del gobierno para que no se deje pasar un metro más allá de Limoncito y ellos están para obedecer, eso es lo que dijo el coronel Aracena”, sostuvo Vargas. 
  
Por su parte, el ministro de la Presidencia, Carlos Romero, convocó, nuevamente a la dirigencia indígena a negociar las 16 demandas del pliego de los originarios de tierras bajas y altas.

Romero adelantó que una nueva comisión de gobierno se trasladará en las primeras horas de este martes al punto del bloqueo para intentar restablecer las negociaciones.