Internacional

LOS LEFEBVRIANOS “ESTUDIARÁN A FONDO” LAS BASES PARA RECONCILIARSE CON ROMA

(ROMA) La Santa Sede ofrece al grupo cismático una “prelatura personal internacional”

El citado documento, según indicó ayer el portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi, en un comunicado, este documento indica “algunos principios doctrinales y criterios de interpretación de la doctrina católica” que son “esenciales para garantizar la fidelidad al Magisterio de la Iglesia y el ‘sentir común’ de la Iglesia”. Lombardi ha especificado que los ‘lefebvrianos tendrán que aceptar al menos este documento para reconciliarse con la Iglesia.

En una entrevista concedida al servicio de información de la Fraternidad ‘DICI’, Fellay ha afirmado que “antes de dar una respuesta” al Vaticano tendrá que consultar con otros miembros de la comunidad. Además, Fellay ha subrayado que se tomará “el tiempo necesario” para responder a la propuesta vaticana.

Sobre el punto crucial del cisma entre la Iglesia católica y los ‘lefebvrianos’, esto es, la aceptación de varios documentos del Concilio Vaticano II, monseñor Fellay ha precisado que “si se trata de dogmas, como el de la Trinidad, naturalmente estamos de acuerdo si se menciona en el Concilio Vaticano II”.

No obstante, Fellay ha reconocido que en el texto del ‘preambulo doctrinal’ no hay “una distinción específica entre el campo dogmático intocable y el campo pastoral abierto a la discusión”.

Por su parte, el portavoz del Vaticano ha subrayado que si la respuesta de los superiores de la Fraternidad fuera positiva y aceptaran el preámbulo, el Vaticano podría proponer a los ‘lefebvrianos’ constituir una “prelatura personal internacional” para entrar dentro de la estructura de la Iglesia, aunque depende de si aceptan “el preámbulo de forma íntegra”.

La Fraternidad de San Pio X fue fundada en 1970 por el arzobispo Marcel Lefebvre, quien murió excomulgado en 1991 por negarse a reconocer el Concilio Vaticano II y por haber ordenado cuatro obispos sin el consentimiento del Papa.

Sin embargo, Benedicto XVI dio varios pasos para permitir la reconciliación de los ‘lefebvrianos’ con la Iglesia católica. En el año 2007 aprobó el motu proprio ‘Summorum Pontificum’, una ley vaticana que permitía la celebración del rito antiguo o tridentino, anterior al Concilio, sin el permiso del obispo, mientras que en el año 2009 levantó la excomunión a los cuatro obispos de la Fraternidad.

Al encuentro celebrado este miércoles en el Vaticano han asistido el prefecto para la Doctrina de la Fe del Vaticano, el cardenal William Joseph Levada, junto con el Secretario de la Congregación para la Doctrina de la Fe, monseñor Luis Ladaria y el Secretario de la Pontificia Comisión ‘Eclesia Dei’, monseñor Guido Pozzo. Por parte de la Fraternidad han asistido el superior general, monseñor Bernard Fellay, el primer asistente general de la Fraternidad, el reverendo Niklaus Pfluger y el segundo asistente, Alain-Marc Nély.