Internacional

LA TEMPERATURA EN EL SANTIAGO QUE ESPERA AL PAPA

“Yo no soy católico ni voy a misa, pero estaré en la plaza para ver al Papa, porque tengo la esperanza de que esta visita traiga algo bueno”; “Yo soy cristiana adventista y no creo en la Virgen por eso no voy a la Plaza, pero varios de mi Iglesia sí van porque creen que es cristiano y es importante, mi mamá es Católica y si va a estar ahí…”; “Yo no voy, ¿pa’que…?”; “Estaré con mi familia desde temprano, para ver al Papa y a mi Virgencita”; “El es el Pastor Universal de los católicos y yo no sé por qué las dos veces que ha venido a Cuba, los de otras denominaciones y los no creyentes siempre van…, no sucede así con otros pastores que han venido”; “¡Eso no me lo pierdo yo!”; “Siento que la visita del Papa será buena para todos, yo soy católica y estaré en la Plaza”; “Nosotros no somos católicos pero allí estaremos”; “Yo no soy creyente pero voy a ir, porque es un orgullo para Santiago que el Papa haya venido dos veces, y las dos veces haya estado aquí, y ahora entra por aquí…, el que no viene a Santiago no vino a Cuba ” . 

Estas fueron algunas de las opiniones que recogimos ayer en las calles de Santiago de Cuba, donde poco a poco van apareciendo más carteles que, ya no solo anuncian, sino gritan  la visita del Santo Padre. El tránsito de periodistas, policías y “gente que no es de aquí”, que ha venido a recibir al Papa también ha aumentado. El ambiente que se respira es de alegría y expectativa. Este es un pueblo hospitalario y así lo pude sentir en la ciudad Santiaguera.

A las cinco de la tarde comenzó el ensayo general donde tuve la oportunidad de acercarme a varios de los protagonistas. Los primeros fueron la hermana Isabel de Armas (Sanchina), el Padre Rolando Valero y la estudiante Elena María Bertrán, quienes animarán la catequesis que se realizará en la plaza a partir de las tres de la tarde. La catequesis versará sobre el kerigma cristiano, con énfasis en la figura del Papa y el papel de la Virgen María como instrumento de la Evangelización.
Mons. Arturo González, Obispo de Santa Clara estuvo presente en todo el ensayo y al terminar me concedió una breve entrevista que resumo:

-Podemos ver menos propaganda en las calles que cuando vino Juan Pablo II. ¿Piensa que esto se deba a que las expectativas de esta visita sean diferentes que a la realizada en 1998?

“En realidad la causa de la poca propaganda se debe al tiempo con que contamos. La visita de Juan Pablo II se preparó durante año y medio, esta se preparó en sólo tres meses. A pesar de eso se ha hecho mucho. La televisión nacional por su parte dio mayor cobertura mediante anuncios y con las intervenciones de Mons. Jaime Ortega y Mons. Dionisio García. Sobre las expectativas, tengo que decirte que vivimos otros tiempos y que el Papa en esta ocasión viene a confirmarnos en la fe.”

-¿Qué repercusiones podrían tener para el gobierno las declaraciones del Papa sobre el Marxismo?

“No he podido leer textualmente las declaraciones del Papa, pero por las referencias que tengo, te puedo decir que el Santo Padre se refirió a lo que representa la ideología marxista para estos tiempos, la cual ya no es aplicable, no se refirió específicamente a ningún sistema político. En estos temas el gobierno sabe muy bien como opina y piensa la iglesia, de manera que esto no puede ser para nadie nada nuevo.”

Otro gran protagonista lo será sin lugar a dudas Armando González “el chofer de la Virgen”, quien llevó la imagen de la Virgen Mambisa por toda Cuba durante la Peregrinación Nacional y ahora traerá a la original desde El Cobre hasta la Plaza para que esté junto al altar del Santo Padre. Al respecto comentó:
“Estoy tan emocionado que no tengo palabras para decirte… ¿Quién me iba a decir a mí que después de un año y medio de misión iba a terminar bajando del Cobre a la Virgencita original para traérsela al Papa?… ¡Esto es una cosa muy grande! También te puedo asegurar que el júbilo que viví en toda la isla con el paso de la Virgen es el mismo que estoy viendo ahora en las calles esperando la llegada de Su Santidad”.

Durante el ensayo estuvieron presentes además el Arzobispo de Santiago de Cuba y otros obispos cubanos que quisieron acompañar a los organizadores y comprobar los detalles finales. Resultaba impresionante ver la expresión de sus rostros los cuales reflejaban una mezcla de alegría, expectación y cansancio, sobre todo del Padre Eugenio Castellanos quien es el organizador general de la celebración en la Plaza y maestro de ceremonia. También visitó la Plaza Esteban Lazo, miembro del Comité Central del Partido Comunista, quien recorrió el presbiterio y las instalaciones habilitadas para la misa, e intercambió con organizadores, y personal de apoyo, interesándose en los pormenores de la organización de la celebración.

Mientras tanto  a la ciudad santiaguera continuaban llegando peregrinos e invitados de varias partes del mundo, así como el resto de los obispos cubanos y hermanos de otras diócesis que apoyarán la cobertura informativa y la organización de la estancia del Papa en la Arquidiócesis Primada de Cuba. A partir de las nueve de la noche se celebró una vigilia convocada por la pastoral juvenil de la ciudad, organizada por jóvenes guantanameros y camagüeyanos en la parroquia de Don Bosco en la que participaron más de 400 jóvenes de la ciudad y de otros lugares de la mitad oriental de Cuba. El resto de los peregrinos serán acogidos en la mañana de hoy 26 de marzo en Tropicana Santiago por jóvenes de las comunidades santiagueras, desde donde irán,  a pie, hasta la Plaza Antonio Maceo.