Cochabamba

“LA REFORMA EDUCATIVA DEBE SER UN SERVICIO EFECTIVO PARA LAS FAMILIAS POBRES”, MONSEÑOR SOLARI PORTAVOZ DE LOS OBISPOS DE BOLIVIA

La Iglesia católica quiere contribuir a la reforma de la educación pública, establecida por la ley que se llama Avelino Siñani, en una nota enviada a la Agencia Fides, el Arzobispo monseñor Tito Solari, arzobispo de Cochabamba y jefe del Comité de para la educación de la CEB confirma que la Iglesia está a la espera de la firma de un acuerdo con el Estado en el plazo previsto por la ley sobre la educación pública.

“Como Iglesia queremos servir a la comunidad, sabemos que este servicio es más eficaz, especialmente para las familias más pobres, cuando una persona tiene una verdadera formación consigue salir de la pobreza porque tienen las herramientas para triunfar en la vida”, dice el obispo .

La nueva ley está aún pendiente de regularización, este proceso necesita tiempo, especialmente para comprender qué tipo de reforma de la educación es lo que queremos lograr en el país. (Ver Fides 21/12/2010)

El obispo también elogió la iniciativa del gobierno para apoyar la educación técnica y la tecnología, que no estaba en el pasado, y recuerda también que la Iglesia tiene las herramientas y la experiencia en este campo, especialmente en las escuelas populares, como la de Don Bosco, Fe y Alegría.

En cuanto a la reforma de las “escuelas de formación de profesores” (los llamados “Normales”), monseñor Solari dijo: “sabemos que estamos en el segundo año de este cambio y faltan los programas, hay una falta de proyectos educativos. Sólo a través del cambio y la formación adecuada a los maestros, se tendrá en el futuro una nueva educación”, concluyó.