Sucre

La población en la ciudad de Sucre preocupada por la salida de las hermanas Siervas de María del hospital Santa Bárbara tras 117 años de servicio

La población reaccionó con preocupación ante el anuncio de la retirada de las hermanas Siervas de María del hospital Santa Bárbara, ante la falta de nuevas vocaciones.

El miércoles, el director técnico del Servicio Departamental de Salud (SEDES) Chuquisaca, Martín Maturano, confirmó que mediante una carta la superiora para América Latina de la congregación Siervas de María comunicó que la obra religiosa se retiraría del hospital Santa Bárbara.

Este anuncio no cayó bien en la población que, tras escuchar la noticia por varias radioemisoras de la ciudad, llamó para manifestar su preocupación, pero al mismo tiempo para pedir que esa medida sea reconsiderada.

Muchas personas destacaron el trabajo que realizan las hermanas, el enorme apoyo que brindan a los enfermos, el control y respeto que infunden entre todo el personal que trabaja en ese hospital.

Maturano manifestó que de acuerdo con la nota, las hermanas renunciarán a sus fuentes de empleo que tienen ítems del Tesoro General de la Nación y dejarán la residencia que ocupan desde hace 117 años.

Consultado al respecto, el arzobispo de Sucre, monseñor Jesús Juárez, dijo no conocer nada sobre la determinación de la Superiora de retirar a las hermanas del hospital Santa Bárbara y comunicó que se pronunciará cuando tenga más información.

Las hermanas de la congregación Siervas de María dejarán el hospital Santa Bárbara después de 117 años de trabajo continuo, por decisión propia, de acuerdo con una carta de la congregación al Servicio Departamental de Salud (SEDES), según informó su Director. Sin embargo, en la residencia de las religiosas se informó que no conocen nada al respecto.