Análisis

LA MORAL POLÍTICA

En términos de la dignidad de la persona, la moral es el modo de ser y vivir que respeta y promueve la dignidad de la persona humana.

Lo peor de todo es que hurtan el poder de mañas para manipular y alcanzar fines a costa de lo que sea, compran puestos públicos como si se estuviera en una subasta que al final sólo será favorecido el mejor postor y mientras todo esto ocurre, allí, está sentado un inocente pueblo con el corazón afligido, marginado en la miseria; observando cómo el alma indolente de un corrupto se aprovecha de su ignorancia y de su nobleza.

Lamentablemente mucha gente cree que la moral es una serie de impedimentos arbitrarios al disfrute de la vida. La moral no es simplemente un conjunto de reglas para guiar nuestra conducta. Es eso, pero es mucho más que eso.

Algunos de los políticos pareciera que no tienen una visión auténtica de la moral porque no tienen visión auténtica de la persona. La moral se funda en la persona humana, más concretamente, en su dignidad. La moral por su parte, constituye desde el punto de vista formal, un conjunto de principios evaluativos y prescriptivos de toda conducta humana y de sus diferentes objetivaciones, normas, costumbres, instituciones, estados, etc. Es un orden que dice lo que es justo o correcto y en ese decir, implícitamente, ordena conductas. Se exterioriza en prácticas e instituciones diversas y su finalidad social radica en prevenir los conflictos y promover la cooperación y el servicio. La siguiente frase de Mahatma Gandhi aclara bien la diferencia entre Moral y Ética: “He desobedecido a la ley no por querer faltar a la autoridad, sino por obedecer a la ley más importante de nuestra vida: la voz de la conciencia”. Gandhi faltó a la Moral, desobedeció la Ley de los ingleses, pero actuó de acuerdo con la Ética. Fue la Ética la que se ocupó de indicarle que el origen de la norma no era justo y para ser ético, para ser consecuente con la justicia, con su conciencia, debió quebrantar la norma de los ingleses. Política y Ética. Ambas se refieren a la praxis del hombre, a sus acciones, a lo que hacemos con el ejercicio de nuestra libertad; lo que las diferencia es que la Ética se ocupa del juicio de valor íntimo que el ser humano hace de su praxis, en tanto que la Política está vinculada a las normas e instituciones que regulan la vida del hombre en la sociedad, por lo que debe tenerse en cuenta la voluntad, obligaciones y derechos de los demás.

El deber ser de la relación entre la Ética y la Política es que lo colectivo debe ser capaz de generar normas universales que integren lo público y lo privado, lo que sólo puede lograrse con la construcción de un nuevo orden, con una sociedad comprometida con la alternativa de no seguir adoptando las diferencias y divisiones entre los intereses de los pueblos.