Cochabamba

La Iglesia de Bolivia, cercana y solidaria con los consagrados en su día

A través de un comunicado la Conferencia de Obispos agradece a los religiosos su compromiso en este tiempo difícil

La Conferencia de Obispos de Bolivia suma su voz de cercanía y solidaridad con los religiosos del país y el mundo. En un comunicado, suscrito por Carlos Curiel, obispo auxiliar de Cochabamba y responsable del departamento de Vida Consagrada, ha expresado su saludo por este día especial.

“Hoy 2 de febrero celebramos la XXV Jornada mundial de la Vida Consagrada, y este año de una manera muy particular, marcada por la pandemia y sus consecuencias”, no obstante “queremos que las Celebraciones Eucarísticas por este motivo, presenciales y virtuales, sean una auténtica expresión de esa gratitud fecunda”.

Testimonios creíbles de esperanza

El prelado ha expresado su cercanía, solidaridad y fraternidad “a cada uno de ustedes” sobre todo en un tiempo difícil que “nos ha impuesto restricciones, confinamientos, medidas de bioseguridad, necesarias” y “que han afectado notablemente todas las dimensiones de la persona, nuestro estilo de vida, nuestra economía, nuestra misión, nuestras relaciones”.

Por ello “en esta situación, los consagrados y las consagradas estamos llamados a dar a la humanidad desorientada, desconcertada, cansada, herida, testimonios creíbles de la esperanza cristiana”.

“Hoy, en este tiempo, en esta pandemia, Cristo comparte las cruces de millones de personas en muy diversas partes del mundo. Él nos dirige de nuevo su exigente y estimulante llamada a seguirlo apasionadamente y a compartir –movidos por su compasión- su pasión por el ser humano”, ha señalado.

 

Fuente: Vida Nueva

Foto: de referencia/archivo