Internacional

LA FAMILIA, PRIORIDAD PASTORAL EN LA DIÓCESIS DE SANTO TOMÉ

El obispo de Santo Tomé, monseñor Hugo Norberto Santiago, presidió la Asamblea diocesana y celebró la misa final, donde hizo una síntesis del camino comunitario recorrido hasta la Asamblea y una descripción de la proyección de la tarea evangelizadora diocesana durante el trienio 2012-2014.

El prelado comenzó su homilía señalando a “la Asamblea Diocesana como punto de llegada de las Asambleas Parroquiales y como punto de partida para una nueva etapa, significa un modo concreto de ejercitar el amor a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a nosotros mismos”.

“La preparación para la Asamblea –dijo- ha sido un claro modo de ejercicio de amor a los hermanos porque con la Consulta al Pueblo de Dios y con el marco de realidad realizado en las asambleas parroquiales quisimos ver la realidad escuchando a nuestros hermanos bautizados y de ese modo descubrir las necesidades más urgentes”.

El pastor diocesano señala que “por amor a Dios y a los hermanos se dio un crecimiento en el diálogo, compartiendo con los demás nuestro modo de pensar pero también siendo considerados con sus aportes muchas veces distintos a los nuestros, de ese modo fuimos creciendo como Iglesia, cultivamos la espiritualidad de comunión y ejercitamos un modo de relación humana alternativa típica de los cristianos”.

“Así – afirmó monseñor Santiago- frente a un mundo en el cual está presente la increencia nosotros miramos la vida desde la fe; frente a un mundo confrontativo ejercitamos la unidad; ante un ambiente individualista decidimos caminar juntos y pensando en los demás, de ese modo creció el entusiasmo y la alegría de amarnos y caminar juntos.”

El obispo aseguró: “En este mirar compartido la familia ha sido la realidad más sentida. Nueve parroquias sobre doce han optado por esta prioridad pastoral describiéndola en el marco de realidad como familia en crisis”.

“Sólo Dios puede dar vida como un don permanente que tiende a renovarse y hacerse eterno en la Resurrección de la carne y por eso el derecho a la vida es el primero y principal de los derechos humanos. Por lo tanto el aborto se constituye en un delito de `lesa humanidad´, es decir en un delito que no tiene prescripción ni indulto porque consiste en matar a un inocente e indefenso sin juicio previo”, señaló.

El obispo de Santo Tomé aseguró que la formación deficiente quedó en segunda posición en las prioridades pastorales “algunos señalan la catequesis familiar como un modo optimo de formar a las familias; otros insisten en la formación de los jóvenes, otros proponen y piden una formación como itinerario permanente y como formación permanente de los agentes de pastoral; otros insisten la formación espiritual. De este modo se vislumbra un rico panorama de formación cristiana, espiritual, humana y doctrinal”.

“Finalmente la tercera prioridad señalada en el marco de realidad ha sido `falta sentido de pertenencia eclesial´”, relató monseñor Santiago y agregó que “tenemos que poner en práctica lo que nos aconsejó el papa Juan Pablo II en el Jubileo de la Redención, cuando la Iglesia celebró sus dos mil años de existencia: `abran las puertas de par en par´, a Jesucristo y a los hombres”.

El pastor también llamó a los fieles a “ir casa por casa con La pura y limpia Concepción, la imagen de Nuestra Señora de Itatí, porque los correntinos somos marianos, porque ella nos identifica como católicos y porque María conduce siempre a Cristo a aquel que la recibe”.

     “Los invito a que vayamos peregrinando hacia nuestra madre para poner en sus manos la concreción de nuestro servicio pastoral en las prioridades elegidas: la familia, la formación y el sentido de pertenencia eclesial”, concluyó monseñor Santiago. +