La Paz

La Conferencia Episcopal de Bolivia ve con agrado que el Presidente ratifique la invitación al Papa para visitar Bolivia

La Iglesia Católica ve con agrado que el presidente Evo Morales  ratifique la invitación que la Conferencia Episcopal Boliviana  hizo al Papa Francisco para que visite el país, señala el Secretario General de la CEB y Obispo de El Alto, monseñor Eugenio Scarpellini.

También deja en claro que la Iglesia local “está contenta porque nuestro Presidente vaya a visitar al Santo Padre”,  al dejar en claro que las intenciones que pueda haber en el encuentro anunciado para este viernes deja de tener importancia frente a la “esperanza de que ésta sea realmente beneficiosa para él (Evo), para nosotros y para nuestro país”.

“Es una visita del Presidente al Pastor universal de la Iglesia”, dejó en claro al recordar que el Papa “conoce muy bien a Bolivia y conoce muy bien el trabajo, la historia del presidente Morales”, señaló monseñor Scarpellini al recordar que hasta marzo Francisco fue el Arzobispo de Buenos Aires, capital argentina, por lo tanto “ha estado muy cerca tantos años”.

Monseñor Scarpellini entregó la invitación personalmente a Francisco el 17 de mayo a las 11:30 de la mañana, hora de Roma, en la Sala Clementina, en el marco de la audiencia del Papa a las Obras Misionales Pontificias, y “nos daría mucho gusto que ahora el Presidente ratifique la invitación”, puntualizó el prelado.

CITA

En cuanto al encuentro mismo, el Secretario General de la CEB señala: “Imagino que entre ellos va a haber un diálogo muy franco y sincero sobre temas como la pobreza de la gente, sobre la dignidad de los pueblos”.

De igual manera, seguramente el dialogo versará en torno a “una cooperación sana verdadera y leal que puede haber entre la Iglesia y la sociedad para perseguir un bien común que es el bien de la gente”.

“Estos temas seguramente estarán en la agenda de los dos”, pero “como dije ya muchas veces, lo que hablarán entre los dos lo sabrán los dos”, sentenció monseñor Scarpellini.

Además, el diálogo será en el idioma que hablan ambos, el español,  entonces no se requerirá traductores, pero además “conociendo al Papa que es un hombre muy franco, muy directo, muy sincero  y profundo, al mismo tiempo que conoce muy bien, me imagino que va a ser un diálogo muy interesante”.

La delegación del Jefe de Estado, seguramente estará el embajador de Bolivia ante la Santa Sede,  Carlos de la Riva,  será recibida en el Patio de los Gendarmes por altos dignatarios del Estado Vaticano  para acompañarla hasta la sala donde se reunirán con el Papa.

El primer momento que es el más abierto cuando se saludarán, se tomarán las fotos oficiales y los saludos protocolares. Luego el Papa y Morales se quedarán a solas para conversar.

Al terminar el encuentro la delegación boliviana tendrá un encuentro con el Secretario de Estado, explicó monseñor Scarpellini al señalar que “éste es un poco el ritmo” de una audiencia con el Sumo Pontífice.