La Paz

LA COMUNIDAD BOLIVIANA CELEBRA LA ENTRONIZACIÓN DE LA VIRGEN DE URCUPIÑA

María Auxiliadora acoge una misa en honor de esta imagen tan querida en el país andino

Dos mujeres bolivianas devotas de la Virgen de Urcupiña organizaron ayer en la iglesia parroquial de María Auxiliadora un acto en su honor coincidiendo con la festividad de carácer folclórico y religioso que durante varios días se celebra en la ciudad de Quillacollo.

Peregrinos de todo el país caminan cada 15 de agosto desde esta localidad del estado de Cochabamba hasta el cerro de Cota, donde la Virgen se apareció a una campesina. La festividad concentra a diferentes agrupaciones de danzas autócnotas que bailan para venerarla.

Dos inmigrantes asentadas en la ciudad decidieron honrar aquí la Virgen para dar a conocer esta fiesta tan arraigada en Bolivia y convertirla en una cita anual. Para ello, trajeron la imagen desde su país en barco y ayer celebraron una misa de entronización y varios actos culturales que incluyeron bailes tradicionales con sus vestimentas típicas – elaboradas a mano– y una cena.