Sucre

Jesús Juárez es el Arzobispo de la Arquidiócesis de Sucre

MONSEÑOR JESÚS PÉREZ DEJÓ SU RESPONSABILIDAD DESPUÉS DE 28 AÑOS. 

Anoche recibió la Mitra y el Báculo como símbolo de Pastor para enseñar y gobernar. 

En un emotivo acto de fe y esperanza para el pueblo católico, monseñor Jesús Juárez Párraga fue posesionado como Arzobispo de Sucre, en medio de la feligresía que le acompañó emocionada en su nuevo reto.

Después de 28 años el pueblo católico de Sucre vivió un acontecimiento trascendental con la asunción de una nueva autoridad eclesial. Un acto como el de ayer se realizó en 1985, cuando monseñor Jesús Pérez asumió como Arzobispo de la Arquidiócesis de Sucre.

LA CELEBRACIÓN

Una vez que el Arzobispo electo junto a los obispos, sacerdotes y diáconos ingresó a la Catedral solemnemente en medio de la expectativa del pueblo, monseñor Jesús Pérez tomó la palabra para despedirse como pastor de la iglesia chuquisaqueña agradeciendo al Papa Benedicto XVI y dando la bienvenida al nuevo Arzobispo, de quien destacó su energía para ser pastor de la iglesia local.

Asimismo, agradeció al pueblo y resaltó que el Departamento tenga 90% de católicos y “fuertemente religioso”.

LA BULA PAPAL

Después, el nuncio apostólico del Vaticano en Bolivia, Giambattista Diquattro leyó la Bula del Papa Benedicto XVI para dar a conocer que monseñor Jesús Juárez fue nombrado arzobispo de Sucre y el pueblo le reconozca como su legítimo pastor.

Tras esto, con la presencia del pueblo de pie, Juárez recibió la Mitra y el Báculo como símbolo de pastor para enseñar, santificar y gobernar; a continuación, le prestaron obediencia el Venerable Cabildo Metropolitano, los sacerdotes, religiosos y religiosas, los laicos, representados por sus directivas.

JESÚS JUÁREZ

En la homilía, el nuevo arzobispo de Sucre, monseñor Jesús Juárez, agradeció a monseñor Jesús Pérez por su labor desarrollada al frente de la iglesia chuquisaqueña; también agradeció la presencia de autoridades encabezadas por el alcalde de Sucre, Moisés Torres, del pueblo católico y de sus familiares que llegaron desde España para acompañarle en este importante momento.

En medio de su homilía recordó dos anécdotas; en la primera, dijo que Sucre no puede vivir sin Jesús porque primero estaba monseñor Jesús Pérez y ahora Jesús Juárez, quien tiene la misión de anunciar al verdadero Jesús, salvador de la humanidad. En la segunda, hizo referencia a que cuando se despedía de la Diócesis de El Alto, de donde era su obispo, uno de los feligreses se levantó y dijo que deberían hacer un bloqueo para que no se vaya, algo que al final no sucedió y por eso ahora está en Sucre.

Finalmente, dijo que poco a poco irá conociéndose con el pueblo y que pronto lo verán en el campo saludando a la gente “Imaynalla”.

La posesión del nuevo Arzobispo de la Arquidiócesis de Sucre terminó con una convivencia en el Seminario San Cristóbal, que fue amenizada con la presentación del grupo Los Masis y otros grupos parroquiales.

Condecoran a monseñor Jesús Pérez

Monseñor Jesús Pérez fue condecorado por representantes diplomáticos de España, con la medalla conmemorativa desde la Orden San Juan de Jerusalem de Malta, en agradecimiento a su servicio.