La Paz

INVITACION: 40 AÑOS DE LA MUERTE DE MAURICIO LEFEBVRE

Los Misioneros Oblatos de María Inmaculada en Bolivia,  tienen el agrado de invitarles a ustedes a los diferentes actos recordatorios en sus 40 años de su trágica muerte. También un motivo para recuperar y mantener la memoria histórica de los fatídicos hechos y dolorosos que vivió Bolivia en el golpe de estado del General Banzer el 21 de agosto de 1971.

Queremos recordar la imagen y compromiso del P. Mauricio Lefebvre que abatido la tarde del 21 de agosto de 1971, justamente cuando iba a socorrer a heridos y víctimas del Golpe de Estado del Coronel  Banzer. El fue acribillado en la calle: Cap. Ravelo esq. Rosendo Gutiérrez. Hasta el momento nunca se ha tenido ninguna clarificación de este y otros atropellos dados en la dictadura.

Les invitamos a las diferentes actividades. En la ciudad de La Paz

Sábado 20 de agosto
Panel de discusión sobre los caídos del 21 de agosto de 1971
Lugar, café semilla juvenil, Almirante Grau 443, Entre Zoilo Flores y Gonzales
Horas 18:00

Domingo, 21 de agosto de 2011
Misa en memoria a sus 40 años de su muerte.
Lugar, Iglesia de San Francisco.
Horas 12:00, AM

Lunes, 22 de agosto de 2011
Homenaje a los caídos del 21 de agosto.
Presentación de un video Mauricio Apóstol de un Mundo Mejor
Panel de discusión sobre la vida y obra de Mauricio Lefebvre.
Lugar, Museo de San Francisco,  Plaza San Francisco.
Horas 18:30

Esperando su partición activa en las diferentes actividades a desarrollarse.
Mayor información puede hacerlo al teléfono 70660565,
Atentamente.
P. Guillermo Siles Paz. OMI
Provincial de los OMI

¿QUIÉN FUE MAURICIO LEFEBVRE?

El P. Mauricio Lefebvre Beaudry, nació en Saint Denis, Montreal, República del Canadá, el 6 de agosto de 1922

Sus padres fueron Alphonse Lefebvre y Mariel Anne Beaudry. Ingresó en 1940 al seminario oblato de Chambly, en Canadá y 8 años después fue ordenado sacerdote.

En febrero de 1953 vino a Bolivia, vivió en Llallagua, Siglo XX y Catavi. A principios de 1958 se traslada a la ciudad de La Paz. Fue estudiante universitario en la Universidad Mayor de San Andrés, posteriormente efectúa estudios en Europa y retorna al país en 1966.

Fue profesor y primer decano de la facultad de sociología de la UMSA, en homenaje póstumo se lo considera su fundador. En 1955 impulso la creación de la universidad minera Boliviana.

Durante 18 años, amó y aborreció, sufrió y cantó, venció y perdió, deshizo y construyó, fue perseguido y retornó y volvió a empezar.
Fue misionero constructor, fabril, minero, alumno, catedrático, revolucionario: hombre de convicciones y principios éticos, morales y sobre todo de la verdad.

Murió en la Paz, Bolivia el 21 de agosto de 1971, aferrado a una bandera de no-violencia de la cruz roja, en actitud de entrega solidaria al pueblo, Mauricio a 39 años después siga siendo “un apóstol por un mundo mejor”

¿CÓMO MURIÓ EL PADRE?
Yo, suscrito, BERNARDO CROCHET, de nacionalidad francesa, sacerdote católico, residente en Brasil, calle Espíritu Santo 963, Juiz de Fora, Gerais, de paso como turista por La Paz, DECLARO HABER SIDO TESTIGO OCULAR de los siguientes hechos:
El sábado 21 de agosto, por las horas 18:00 estaba conversando con el P. Mauricio Lefebvre, en la casa de los Padres Oblatos, calle Constitución 347, esquina Chacaltaya, cuando éste recibió una llamada telefónica insinuándole fuera a transportar heridos con su camioneta. Yo le propuse acompañarle. Primeramente, nos hemos dirigido a la Avenida Camacho a la Asistencia Pública, donde hemos recibido una bandera grande, aproximadamente de 1,50 mts. con la cruz roja y la dirección de un herido. El P. Mauricio guardó la dirección en su bolsillo; se la sacó momentos antes de llegar al lugar.
Hemos bajado, acompañados de un joven que llevaba la bandera, asomándola por la ventana, de dos enfermeras y un médico al parecer), por la Avenida Arce hasta la esquina Rosendo Gutiérrez; hemos entrado por esa calle hacia la esquina Capitán Ravelo; entonces los soldados que en ese momento defendían el Ministerio de Gobierno nos indicaron que era peligroso por el fuego que venía del cerro de enfrente. Al llegar a la esquina Rosendo Gutiérrez Capitán Ravelo, el P. Mauricio recibió un impacto de bala en pleno pecho proveniente del cerro de enfrente. Los ocupantes se tendieron en la camioneta esperando unos segundos de calma. Todos hemos salido de la camioneta que estaba en plena calle Rosendo Gutiérrez. El P. Mauricio salió por la puerta izquierda cayendo al suelo en la parte izquierda de la calle hacia la esquina Capitán Ravelo. La camioneta fue caminando hasta choca en la esquina derecha del fondo de la calle Capitán Ravelo.
Cuando nosotros llegamos, ya había llegado una ambulancia que no pudo actuar por el rigor del fuego. En la Capitán Ravelo estaban apostados soldados del Ministerio de Gobierno, resguardados por las casas del fuego que venía de fusiles y ametralladoras, desde el cerro de enfrente: Laikacota, ocupado por el Regimiento Castrillo (al parecer) en ese momento. Al final de la calle Rosendo Gutiérrez había sido herida una niña, al parecer hija de un médico quien en su afán de rescatarla había sido herido, desangrando sin remedio la hija.
Los ocupantes de la camioneta del P. Mauricio hicimos inútiles esfuerzos para auxiliarle. En los primeros momentos, Mauricio hacia movimientos con su cabeza. Enseguida cuando vimos que no se movía más, fui a una casa: la segunda o tercera detrás del Ministerio de Gobierno, de donde he llamado a la casa de los Padres Oblatos, pidiendo ayuda.
Los acompañantes del P. Mauricio hicieron intentos, al principio, para sacarlo lejos del fuego, que era constante en aquel momento sobre la camioneta, El doctor (o enfermero) que venía con nosotros sacó una banderita blanca con una cruz verde para que le permitieran rescatar el cuerpo, cosa que fue imposible por el fuego que se abría inexorablemente cada vez que se sacaba la banderita. Los soldados que estaban con nosotros abrían, ellos también, fuego sobre el cerro Laikacota.
La hora en que han herido al Padre Mauricio creo que fue entre las 6:30 y las 45 p.m. La herida del pecho la recibió Mauricio por el frente, cuando bajábamos la calle Rosendo Gutiérrez. Y la obra víctima, que había sido herida antes de llegar nosotros, estaba en la misma calle pero a la altura del Transformador de la Power.
Como el tiroteo era constante siempre que aparecía alguien en la calle, tuvimos que esperar hasta que se hizo de noche. Entonces, los soldados que estaban con nosotros, hicieron fuego sobre las lámparas del alumbrado público para guarnecerse en la oscuridad. En esos momentos vino el Padre Pedro con su coche marcado con la cruz roja y, un soldado favorecido por la oscuridad, arrastrándose por el suelo pudo acercarse al cadáver de Mauricio, atarle un pie con una cuerda; con lo que pudo retirarse el cuerpo de la calle.
El médico que nos acompañaba también fue herido levemente. Pero parece que fue por la ruptura del vidrio parabrisas.
La Paz, 23 de Agosto de 1971.
Bernard Marcel Crochet.