Destacadas Pando

Intervención de Mons. Eugenio Coter Obispo del Vicariato Apostólico de Pando en el Sínodo Amazónico

Presentamos el texto integral que monseñor Eugenio Coter, Obispo del Vicariato Apostólico de Pando, presentó en el Aula del Sínodo frente al Papa Francisco, los padres sinodales  y los demás participantes del Sínodo que tiene el lema: “Amazonía: Nuevos Caminos para la Iglesia y para la Ecología Integral”.


Prepositio Sinodalis

Santo Padre y eminentísimos Padres Sinodales,

Respecto a la “ministerialidad” (I. L[1]. 129 3.) en las celebraciones litúrgicas – expresiòn del servicio  pastoral en acto – creo que esta Asamblea Eclesial ya puede proponer oficialmente a su Santidad abir los ministerios laicales del Lectorado y del Acolitado a las mujeres,  reconociendo la igualdad en dignidad con los varones que surge del Bautismo. La “oficialidad del encargo” expresada en la admisión a los Ritos (del Lectorado y del Acolitado) es la expresión de un servicio laical reconocido a la Palabra, al Altar y, extraordinario, a la Eucaristía que muchos hombres y mujeres ya ejercen en casi todas nuestras comunidades eclesiales. Reservar dichos ministerios solo a los varones y – en la mayoría de los casos exclusivamente a los candidatos al Diaconado y al Presbiterado – todavía los mantiene adentro de la mentalidad de los antiguos “ordenes menores” que San Pablo VI invitò a superar[2] (y con eso orientó la Segunda Edición del Ritual del Ordenación[3]).

Estos ministerios brotan del Sacramento del Bautismo por lo tanto es oportuno y necesario que sean administrados a los que llamamos a ejercerlos. Obviando esta ritualidad en el caso de los hombres, y peor en el caso de las mujeres, las privamos de un “reconocimiento oficial” de su ministerio y de la Gracia de la celebración que el rito litúrgico supone y genera. Esta presencia ministerial de las mujeres ya es propia de casi todas nuestras comunidades rurales y urbanas y solo espera la oficialidad que nosotros como Pastores estamos llamados a reconocer y celebrar. El rito de institución hace oficial una presencia de la Iglesia en sus comunidades.[4]

La Iglesia recibió de Cristo Señor los Sacramentos, don de vida para la comunidad y las personas; por lo tanto cada bautizado tiene el “derecho divino” de recibir los Sacramentos y especialmente de poder participar de la Eucaristia (C. d. C. n. 85; 1047 #2 ;). Después del Bautismo muchas de nuestras Comunidades Eclesiales quedan privadas de los demás Sacramentos, o son eventos tan extraordinario que no entran en la Economía Salvífica ordinaria. En especial pienso a la imposibilidad de participar de la Eucaristía y de la Confesión. Por la Iglesia se vuelve obligatorio responder a dicha falencia.Estimados Pastores, creo que el Espíritu Santo nos llamé como “Iglesia” a ofrecer hoy respuestas concretas y eficaces, con nuevos caminos y antiguas tradiciones, para que estos nuestros hermanos pueden vivir la sacramentalidad de la fe católica de forma ordinaria.

 

(Respecto a lo indicado en el I. L. 129. 2)

La propuesta de Mons. Lobinger[5] puede ser viable en nuestras Comunidades Eclesiales geográficamente dispersas, manteniendo viva toda la riqueza y la variedad de los demás ministerios laicales que acompañan la vida amazónica y sus celebraciones.

También considero necesario devolver a los Obispos que lo requieran por los casos que consideren oportuno, la “facultad de dispensa del celibato”, para poder ordenar “Ministros” a varones casados que puedan ejercer en las Comunidades Eclesiales dispersas, y a ellos encomendadas, el “munus santificandi” bajo la vigilancia y el servicio pastoral de un Presbítero responsable de la Parroquia de pertenencia.

Gracias.

Mons. Eugenio Coter

Obispo del Vicariato Apostólico de Pando

_________________________

[1]             Instrumento Laboris de la Asamblea Especial para la Región Amazónica.

[2]             Cf. Pablo VI, Carta Apost. Ministeria quaedam, 15 de agosto de 1972; AAS 64 (1972), 531-533.

[3]             Ritual de la Ordenación del Obispo, de los Presbíteros y de los Diáconos, Segunda Edición Típica 1990.

[4]    Las Conferencias Episcopales de cada Pais podrán pedir a la Sede Apostólica la insititución de nuevos ministerios que nacen desde la cultura local considerados necesarios o muy útiles en la región; por ej. Animadores de la Comunidad, itúrgico, rezantes, … (Ministeria quaedam)

[5]             Obispo emérito de Sudáfrica citado en la entrevista a Papa Francisco en el avión a la vuelta de la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud en Panama.- Ref. I. L. 129. 2.

 

Foto: Vicariato de Pando