Sucre

Historia del Colegio Seminario “San Cristóbal”, la U.E. más antigua de Sucre

Aniversario Colegio Seminario San Cristóbal

El Colegio Seminario Jesuíta fue fundado a mediados del siglo XVI, estuvo encargado al cabildo eclesiástico  de la ciudad y funcionó en el mismo lugar que el de las huérfanas  llevando el nombre de SANTA ISABEL DE HUNGRÍA.

El 27 de julio en 1595 el obispo Alonso Ramírez fundó el Colegio Seminario llamado también Colegio San Cristóbal o Colegio Colorado por el distintivo: un medallón rojo.

Funcionó de 1595 a 1681 con tres cátedras que eran la de prima, la de víspera y la institutiva.

En el siglo XVI tanto el Concilio de Trento como el segundo y tercer concilios limenses recomendaron que se crearan centros de estudio para letrados y seminarios para sacerdotes  para que no hubiese necesidad de enviarlos a España.

En 1591 el Arzobispo Mogrovejo  adquirió una casa próxima a la Catedral e hizo comenzar a dictar cursos a 28 jóvenes aspirantes al sacerdocio.

El Virrey  se enteró que allí se inculcaban ideas contrarias al patronato y mandó  a desalojar a los seminaristas.

Los alumnos del Colegio Seminario SANTA ISABEL DE HUNGRÍA vestían capas pardas con mangas de paño negro y bonetes de color rojo con la tiara y las llaves de San Pedro.

Los alumnos de estudios superiores estaban encausados a seguir la carrera eclesiástica.

Este Colegio Seminario de Santa Isabel no contó con estudios superiores propios. Para ese fin los colegiales debían acudir a otros conventos como el de Santo Domingo, Colegio de la Compañía de Jesús llamado San Juan Bautista.

En 1624 se fundó la Universidad Real y Pontificia San Francisco Xavier de Chuquisaca que tomaría para sí a los alumnos bachilleres de los colegios rojo y azul como se los conoce en la actualidad.

A pesar de los logros avanzados, la educación seguía siendo clasista pues en él ingresaban solamente hijos de los caballeros.

No fue sino hasta 1792 que Fray José San Alberto, arzobispo de La Plata, fundó en Chuquisaca la escuela de niños pobres. Todo esto se vio suprimido por la política oficial del Rey Carlos IV. En Cédula de 1785 estableció que no convenía ilustrar a los americanos: “Su majestad no necesita filósofos, sino buenos y obedientes súbditos¨.

Paralelo al Colegio San Juan Bautista surgió el Colegio San Cristóbal. En 1769 había 167 colegiales procedentes de varias ciudades de la audiencia. Para entonces se impartían las cátedras de teología, metafísica, lógica, gramática, artes y moral.

Los colegiales eran muy  jóvenes. La edad promedio era 19 años y permanecían en el colegio entre uno y ocho años.

Por Cédula Real de Felipe II se otorgó preeminencias a los colegios de la Compañía de Jesús. Entre ellos estaba el Colegio Colorado que pasó a llamarse Colegio Real y Pontificio Seminario San Cristóbal.

Al nacer a la vida independiente el interés por la educación se hizo presente de inmediato. Simón Bolívar, primer presidente de la República, percibió que la educación era el cimiento fundamental de la nueva República. Para organizarla designó a su propio maestro, Simón Rodríguez, como Director General de Enseñanza Pública.

En el Colegio Real y Pontificio Seminario San Cristóbal se aumentaron materias y se comenzó a enseñar historia de la literatura, química, botánica, matemáticas completas, pintura, escultura, música, además de geometría, mineralogía y arquitectura subterránea.

Este plan, sin duda, fue un gran paso en la educación de aquella época. El método de enseñanza era magistral y discursivo con poca o ninguna participación de los alumnos. Se pasaba clases todos los días, menos domingos y fiestas de guardar o festividades religiosas.

Sucre estimuló el estudio entregando medallas acuñadas para premiar a los mejores alumnos. Los colegiales portaban sus medallas en algunas asistencias a actos especiales.

La disposición del Mariscal Antonio José de Sucre indica que en los colegios debe habitar el rector, vicerrector, los alumnos internos y catedráticos, para que la educación sea más efectiva.

Durante las milicias de Gamarra se cambia la función de Rector por la de Director. Se reducen a cuatro las cátedras suprimiendo el latín y oratoria, reemplazándolas por mineralogía y matemáticas pura.

El año 1882 el Colegio Seminario San Cristóbal era el único colegio católico en la capital de la República. Albergaba estudiantes de internado.

Como consecuencia de la ley de educación del 6 de febrero de 1900 se impuso una reforma en los programas  educativos de tendencia laicista.

El Arzobispo de Sucre Monseñor Taborga indicó que, para que el Seminario mantuviese su independencia de las directrices oficiales, se decidió admitir en el mismo aspirantes al sacerdocio a costa de perder el conocimiento oficial de sus estudios.

En sus aulas el Colegio Seminario San Cristóbal o Colorado albergó a los protomártires de la Guerra de la Independencia Americana, como ser el destacado Jaime de Zudáñez y su hermano Manuel de Zudáñez.

También albergó entre sus aulas al Príncipe de la Glorieta, Francisco Argandoña.

Actualmente entre los colegios que integran la Comunidad Educativa del Arzobispado de Sucre (C.E.A.S) están  los  colegios  Boliviano Alemán Cardenal Maurer, Santa María Eufrasia, San Vicente de Paúl, San Cristóbal y San José, que dependen del Arzobispado, estando a la cabeza de los mismos Monseñor Jesús Juárez, Arzobispo de Sucre.

La Misión que tienen los C.E.A.S. es la de contribuir a la formación integral de las personas y comunidades, acorde a la perspectiva liberadora del Evangelio. Creando y desarrollando procesos educativos de excelencia donde los valores humanos encuentran su plena realización.

El Delegado de los C.E.A.S. es el Presbítero Edgar Henrry Vallejo Sánchez que, al referirse a la educación, nos dice que el colegio nos abre la mente y el corazón hacia la realidad.

El colegio era sólo de varones y en el año 2006 ingresaron señoritas, llegando a ser actualmente mixto.

El Colegio Seminario San Cristóbal se encuentra ubicado en la calle Nicolás Ortiz. Alberga niños y niñas de primero a sexto de Primaria en número de 352 alumnos de ambos sexos. Cuenta con 17 profesores, los mismos que se dedican a  impartir conocimientos realizando su trabajo como educadores de manera impecable y eficiente. Hay 6 personas que forman el personal administrativo.

El ciclo Secundario funciona en la calle Potosí  n° 355. La infraestructura es compartida con el colegio hermano San Vicente de Paúl.

La educación recoge la memoria del pasado, enseña a vivir el hoy y se proyecta al futuro uniendo en sí cuatro palabras fundamentales: solidaridad, excelencia, honestidad y respeto.

Estudiantes por niveles:

                PRIMARIA                          352 Estudiantes

                SECUNDARIA                    404 Estudiantes

                TOTAL                                  756 Estudiantes

 

[Fuente: C.E.A.S.]