Internacional

HIJOS NO SE COMPRAN EN UN ALMACÉN, RECUERDA OBISPO ANTE “HOMOMATERNIDAD”

(CARACAS) El Obispo de Cabimas, Mons. William Delgado, lamentó la enorme publicidad que ha recibido el primer caso público de una pareja de lesbianas que concibió un bebé por fecundación in vitro en Venezuela, por introducir una noción distorsionada de lo que significa tener un hijo.

En declaraciones al diario La Verdad, Mons. Delgado recordó que la Iglesia Católica no apoya la inseminación artificial, la fecundación in vitro, ni la transmisión de embriones.

Recordó que cuando la gestación se logra en un laboratorio, el proceso deja de ser natural y depende de la intervención del hombre, que puede ser manipulada. Agregó que los hijos vienen de Dios y “no pueden ir a comprarlo en un almacén”.

Para el Obispo, si se promueve la paternidad en parejas del mismo sexo “no habrá parámetros ni punto de apoyo. Los niños no tendrán la referencia humana como la que uno tiene con la madre y el padre”.

Mons. Delgado considera que “eso despertará muchos problemas desde el punto de vista psicológico y moral, porque son muy importantes los elementos que aporta una unión tradicional para la formación de la persona en su interior”.

“Un niño que tenga una familia del mismo sexo o le va a faltar la mamá, o le va a faltar el papá“, indicó.

El Obispo Auxiliar de Maracaibo, Mons. Oswaldo Azuaje, declaró a La Verdad que “el orden natural no significa una ley absoluta en todos los aspectos, pero hay cuestiones puntuales que no pueden variar y una de esas es que el matrimonio sea entre hombre y mujer, y que la familia se origine de allí”.