Santa Cruz

“Gastar la vida por los demás… ese es el mejor de todos los regalos” Chus Marchena

La Hermana María Jesús Marchena, miembro de la Compañía de Santa Teresa de Jesús, ha concluido su misión en Bolivia. Se lleva grabados en el corazón momentos de mucho valor, momentos inexplicables, momentos gloriosos y momentos también penosos.

Chuss Marchena 1

INFODECOM (IC): ¿Cual fue el momento más importante de su vida en Bolivia?

María Jesús Marchena (Chus): Hace 23 años que dejé mi tierra, y me puse en camino hacia donde Dios decía… Bolivia… y encontré amigos, hermanos y hermanas que me ayudaron a crecer como mujer consagrada al Dios de la vida y con una misión “hacer presente el Reino” a través de la educación y de la catequesis. Y así comenzó la aventura.

Chus Marchena 3

IC: Su vida religiosa continúa y nos hizo saber que se va para estar más cerca de su madre, ¿puede hablarnos de su amor de hija y de su amor de misionera? ¿Cómo conjuga estos amores, estas entregas?

CHUS: Mi madre desde siempre apoyo ésta misión, desde una fe honda y sabiendo que era un llamado de Dios. Siempre mostró mucha generosidad y desprendimiento. Ahora cumple 82 años. Creo que es tiempo de estar cerca, cumpliendo la misión de Hacer presente el Reino en la tierra de origen. Vuelvo a la tierra de origen con mucha Vida y con el corazón lleno de rostros, de muchas personas que Dios ha puesto en mi camino. Un corazón agradecido por tanto regalo y tanto don. Como bien decía Lucho Espinal… Gastar la vida por los demás… ese es el mejor de todos los regalos. Ha sido una GRACIA vivir y compartir la vida y la Fe con Alegría. Me siento agraciada y agradecida por todo.

Chus Marchena 9

IC ¿Cual será su nueva misión y donde?
CHUS Regreso a España… ¿misión? me imagino que algunas clases daré en algún colegio porque soy MAESTRA y en alguna parroquia compartiré lo que mejor se hacer que es animar la liturgia. ¿Donde? No sé y tampoco me importa mucho. Será donde Dios disponga… un abrazo grande

Chus Marchena 11

IC: Compartimos con nuestros amables lectores una reflexión de despedida escrita por la Hna Chus Marchena:

“TIEMPO DE GRACIA… ES TIEMPO PARA AGRADECER”
Hay dos palabras que sólo tienen una diferencia y estas palabras son con las que hoy quiero expresar para decirles a todos ¡hasta pronto! ¡hasta cuando Dios quiera! Esas dos palabras son: “GRACIA” Y “GRACIAS” (sólo la “S” de sabiduría, solidaridad, soledad, silencio, sinceridad, las diferencia)
Porque ha sido una GRACIA de Dios vivir y compartir mi fe con el pueblo boliviano que camina en Santa Cruz y en San Julián. ¡GRACIAS SEÑOR!
Porque ha sido una GRACIA de Dios formar parte de la Arquidiócesis de Santa Cruz y del Vicariato Ñuflo de Chávez. ¡GRACIAS SEÑOR!
Porque ha sido una GRACIA de Dios formar parte de la familia Fe y Alegría y a pesar de todas las luchas, enfados, alegrías, gozos, luces y sombras… ¡GRACIAS SEÑOR!
Porque fue una GRACIA de Dios salir de esta tierra rumbo a Uruguay a colaborar en la misión de los colegios teresianos, y se me regaló amigos, amigas, comunidad parroquial, gente sencilla con la que compartí la vida y la fe. ¡GRACIAS SEÑOR!
Y sé que he sido “agraciada” por tantos dones y regalos por eso quiero y debo ser AGRADECIDA
Primero a Dios por permitirme vivir, compartir éste tiempo de GRACIA con el pueblo uruguayo y boliviano que tanto me han ayudado a crecer como mujer consagrada al Dios de la vida.
GRACIAS a mi familia por la generosidad, el apoyo incondicional, el aliento de que de ellos he recibido siempre y que ha permitido vivir a fondo y desde Jesús este largo tiempo.
GRACIAS a mi familia religiosa, a la Compañía de Santa Teresa de Jesús por la confianza que depositaron en mí; por mis hermanas las que están conmigo y las que han partido… de todas llevo en mi corazón una huella, que forma parte de mi ser de mujer teresiana.
GRACIAS a todos ustedes, Obispos, sacerdotes, profesores/as, personal de servicio y administrativo, jóvenes, niños y niñas, padres y madres… tantas, tantas personas que pasaron y pasan por mi vida. GRACIAS de corazón por ayudarme a vivir este camino de entrega con ALEGRÍA, HONDURA, SENCILLEZ Y SONRIENDO.
GRACIAS por ayudarme a descubrir que la amistad y el amor esta en entregar con gratuidad y gratitud lo que Dios nos ha ido regalando.
Ha sido una GRACIA
Ha sido GRACIOSO
Me siento “AGRACIADA” y “AGRADECIDA” por haber vivido y compartido LA Vida con los que Dios ha puesto en mi camino. Hasta cuando Dios quiera.
Un abrazo agradecido. TODO POR JESÚS

Hna Mª Jesús Marchena (Chus)

Chus Marchen 7