Análisis

García Linera sabe de fútbol

Al conocer nuestra triste suerte tratando de llegar al campeonato Mundial de Fútbol que se realizará en Brasil, pregunté a la cholita de Quillacollo si también sabía de fútbol, respondiéndome afirmativamente, pues hoy el mundo se ha convertido en una pelota de fútbol y quien no sabe de ese deporte está “out”, mostrándome a continuación sus canillas y sus piernas que me parecieron más robustas que las de nuestro vicepresidente Álvaro García Linera que en su vida ha pateado un balón ni una “ttejeta” cuando era “chitti” o “chatti”, como dicen en Cochabamba.

Sin embargo, como también es inteligente, me confesó que no era fanática para opinar técnicamente acerca de ningún equipo de fútbol y menos de nuestro seleccionado nacional preparado por un bigotudo nacido en Euskadi, que es la patria de los vascos.

Cuando le hice saber que nuestro vicepresidente Álvaro García Linera había enjuiciado muy severamente la acción de nuestro preparador técnico, el señor Azkargorta, mi comadre Macacha sonrió y me dijo: “No creo que el señor Alvarito sepa mucho de fútbol porque hace siete años que forma parte del equipo de Evo Morales y sigue actuando de suplente, salvo algunos minutos que el crack Evo le deja ingresar a la cancha”.

Recordando que en instantes anteriores la cholita cochabambina me había mostrado sus “morokos” redondos y fuertes, le propuse jugar unos minutos con “ttejeta” en el jardín de mi casa que hoy luce verde gracias al césped sintético que ordenó Evo dentro de su plan “Bolivia cambia y Evo cumple”, pero la cholita se negó alegando que no practica fútbol desde que me ayuda a vivir y trabajar ambos como periodistas.

Volviendo a nuestro quehacer profesional, Macacha me contó que en el mercado Rodríguez una de sus deudoras le contó que había escuchado un duelo verbal entre nuestro vicepresidente del Estado Plurinacional, Multicolor y Folklórico, señor Álvaro García Linera, y el preparador técnico, Xavier Azkargorta Ubarrechena Narticorena Olavarrieta, sobre los libros que ambos deberían leer para conseguir que nuestros futbolistas puedan meter un cuero inflado dentro de los arcos protegidos por los futbolistas contrarios.

Esta polémica entre personajes conocidos mundialmente fue seguida con mucha devoción cultural por las cholas del mercado Rodríguez, mercado Camacho, mercado Lanza y otros quienes dieron por triunfador al vasco bigotudo, pues está comprobado que nuestras cholitas nos prefieren bigotudos y barbados por encima de los lampiños.

Para Macacha y yo este tema fue regocijante, aunque no descartamos que para el próximo mundial de fútbol, o sea dentro de cuatro años, don Álvaro García Linera sea el director técnico del equipo verde, seleccionado nacional.