Internacional

Francisco: las mujeres son esenciales en el trabajo e insustituibles en la familia

Es necesario «afirmar el papel insustituible de la mujer en la familia y en la educación de los hijos, así como el aporte esencial de las mujeres trabajadoras en la edificación de estructuras económicas y políticas ricas en humanidad». Es lo que afirmó Papa Francisco en un mensaje firmado por el cardenal Secretario de Estado, Pietro Parolin, en ocasión del seminario internacional de estudios promovido en Roma por el Pontificio Consejo para los Laicos, titulado «Mujeres y trabajo».

«El Santo Padre —se lee en el mensaje— envía su cordial saludo a quienes participan en el seminario de estudio sobre el tema ‘Mujeres y trabajo’, promovido por este Dicasterio para reflexionar principalmente sobre las causas y sobre las consecuencias de la actual dicotomía entre las exigencias familiares y la organización del trabajo. Él desea que el simposio contribuya a afirmar el papel insustituible de la mujer en la familia y en la educación de los hijos, así como el aporte esencial de las mujeres trabajadoras en la edificación de estructuras económicas y políticas ricas en humanidad, individuando sugerencias concretas y modelos positivos para armonizar los compromisos laborales con las exigencias familiares. Con tales votos, Su Santidad asegura un recuerdo en la oración y, de buen grado, envía la bendición apostólica».

El Seminario del Dicasterio guiado por el cardenal Stanislaw Rylko, que se está llevando a cabo desde hoy y hasta mañana en la Villa Aureliana, prevé la participación de un centenar de personas de todo el mundo, mujeres y hombres, expertos en diferentes disciplinas relacionadas con al argumento del mismo.

«Hoy —se lee en una nota del mismo Pontificio Consejo— es necesario afirmar un doble reconocimiento del importante rol que la mujer cubre en la vida pública, para la edificación de estructuras más ricas de humanidad, y en la vida familiar, para el bienestar de la familia misma y la educación de los hijos. A partir de tal presupuesto, el Seminario tiene como objetivo indagar causas y consecuencias de la actual dicotomía entre exigencias familiares y organización del trabajo. Se buscará, además, analizar y considerar caminos para salir del aut-aut en el que se encuentran hoy muchísimas mujeres, y proponer soluciones innovadoras hacia un et-et que permitan conjugar compromisos de trabajo y familiares. Se considerarán propuestas para una mayor valoración del trabajo femenino, de modo que se superen las discriminaciones de que son todavía objeto las trabajadoras – como la penalización de la maternidad y la desigualdad de salario. Se reflexionará además sobre cómo destacar el insustituible servicio que sólo el genio femenino sabe ofrecer al género humano, para el crecimiento de cada persona y la construcción de la sociedad».

Para concluir, «con este Seminario el Consejo Pontificio para los Laicos desea celebrar el vigésimo aniversario de la publicación de la Carta a las mujeres del papa Juan Pablo II en la cual el santo Pontífice manifestó sentimientos de viva gratitud y aprecio de parte de la Iglesia hacia las mujeres comprometidas en actividades profesionales. A ellas se dirigió explícitamente afirmando: ‘Gracias, mujer-trabajadora… por la indispensable aportación que das… a la edificación de estructuras económicas y políticas más ricas de humanidad’». Participarán en el Seminario relatores de nueve diferentes países y habrá amplios espacios de discusión para permitir la participación de todos los presentes. AL final de cada jornada de estudio, dos encargados (un hombre y una mujer) ofrecerán las conclusiones de las reflexiones propuestas.