Internacional

Fiscal italiano dice que a la mafia italiana le gustaría dañar al papa

(CIUDAD DEL VATICANO/ Roma) Las familias de criminales de Italia no están contentas con el papa Francisco y lo dañarían si lo pudieran hacer, dijo un fiscal italiano que ha empleado muchos años investigando los movimientos de criminales y que también ha escrito un libro acerca de la aparente devoción católica de los jefes de la mafia.

“No estoy seguro si las organizaciones criminales estén en posibilidad de hacer algo, pero ciertamente lo están pensando”, dijo Nicola Gratteri, ayudante del fiscal de la región italiana de Reggio Calabria. “Podría ser peligroso”.

Gratteri sostiene que a pesar de que las organizaciones criminales deberían estar opuestas a la iglesia completamente, eso no es siempre cierto, y lo afirma en su libro que lleva el título de “Acqua Santissima” (Agua bendita). Y dice que nunca ha asistido a un arresto de algún jefe de la mafia en cuya casa no haya alguna pintura sagrada en las paredes; además, por medio de sus investigaciones ha descubierto que han existido lazos financieros entre los jefes de la mafia y parroquias u organizaciones católicas.

“Pero las cosas han empezado a cambiar”, dijo en una entrevista del 13 de noviembre en el periódico italiano Il Fatto Quotidiano.

“Este papa va por el buen camino”, dijo. “Inmediatamente el papa ha dado importantes señales; por ejemplo, lleva como pectoral una cruz de hierro y se pronuncia en contra de los lujos; es consistente, creíble y busca una limpieza completa”.

Los miembros de la mafia que están involucrados en el mundo financiero se encuentran especialmente preocupados, dijo Gratteri.

“Las personas que prosperan con el poder y las riquezas de la iglesia se sienten nerviosos y agitados”, dijo. “El papa Francisco está desmantelando los centro económicos de poder en el Vaticano. Si los jefes de la mafia pudieran tirarlo, no dudarían un momento en hacerlo”.

El padre jesuita Federico Lombardi, vocero del Vaticano, les dijo a los periodistas, el 14 de noviembre, que nadie en el Vaticano está alarmado y que el papa se muestra sereno en la continuidad de su trabajo. Y también dijo que es natural que las familias en donde haya criminales se sientan amenazadas por las enseñanzas del papa, pues el mensaje cristiano anuncia la honestidad y la transparencia.