Análisis

Fernando Pérez: Campaña Proselitista para las subnacionales “No fue un diálogo de alto nivel”

Estamos a pocas horas de ir a las urnas a ejercer nuestro derecho a elegir a los administradores futuros del Estado a nivel departamental y municipal.

Nos hemos saturado con campañas, algunas mentirosas, otras de promoción de obras y lluvia de cemento. Otras meten miedo, ofrecen represión y convertirnos a cada uno en policías.

Casi todos los partidos basaban sus movilizaciones en la presencia obligatoria de los empleados municipales, de la gobernación o de los ministerios y en los descuentos obligatorios de sus salarios para la campaña. Todo esto esta bañado por el miedo, el miedo a perder la pega, el miedo a que no lo recontraten porque para los profesionales o no profesionales no existen otras oportunidades que no sean las que ofrece el estado, aunque sean empleos de mala calidad porque son temporales.

Algunos improvisaron sus candidatos, surgidos de sus liderazgos de sus gremios pero que no representan un programa coherente con una visión nacional para la solución de problemas que nos aquejan. Otros revivieron candidatos que demostraron su ineficiencia y corrupción en el pasado, otros manejan un personaje mórbido que les permita seguir medrando de los recursos de la alcaldía.

Algunos generaron campañas publicitarias hechas por empresas con mucha experiencia y que demostraron ser eficaces, otros improvisaron dando pega a algún videista pariente y que resultó poco efectivo.

En definitiva no fue un dialogo de alto nivel que permita diseñar propuestas locales que se conjuguen con una visión nacional de solución de nuestros problemas.

El resultado de todo será una dispersión de votos, caos partidarios, falta de mayorías claras y como salida veremos  alianzas extrañas en los concejos y asambleas, que no permitirán gobernabilidad o que darán lugar a negociaciones de pegas y beneficios para los o las que encabecen las formulas o que permitan tumbar alcaldes.

Si nos esforzamos en encontrar algo positivo de esto, es que los votantes estamos generando contrapesos al poder absoluto de alguna agrupación, estamos generando equilibrios y que los estamos obligando a los partidos a consensuar sus agendas de políticas públicas en favor de la población. Suponemos que así se moderarán la soberbia y arbitrariedad de algunos políticos.

Lo que nos debe interesar como ciudadanos son las propuestas que tengan para solucionar nuestros problemas y que puedan articularse con una propuesta nacional. Nos interesa que estas propuestas nazcan de un trabajo  realizado a lo largo de mucho tiempo por equipos profesionales de alto nivel que dialoguen con la población, y que los liderazgos se construyan en base al trabajo y servicio que prestan a la comunidad los que pretenden administrar el municipio o la gobernación.

Nuestra tarea como ciudadanos es reflexionar, votar por aquella propuesta que creemos que es la más beneficiosa para nuestro departamento o ciudad y prepararnos para seguir ejerciendo nuestras obligaciones ciudadanas de vigilancia y control más allá de las elecciones.

 

Fernando Pérez es encargado pedagógico de Fundacion IRFA Santa Cruz