Oruro

EN SEMANA TEOLÓGICA “FAMILIA MISIONERA: FUENTE DE VIDA”

Tomando en cuenta la crisis que existe en algunos hogares orureños la Diócesis de Oruro dirigió su atención este año a la familia, destinando conversatorios para orientar y fortalecer al célula de la sociedad donde la mujer es pieza fundamental para la permanencia y estabilidad del hogar.

Como parte de la Segunda Semana Teológica ayer se realizó un acto en ambientes del salón parroquial de San Gerardo a horas 19:00 a cargo del padre Marcelo Molina, quien fue directo al señalar que la mujer, al ser el corazón de la familia debe permanecer fortalecida para cualquier dificultad ya que de ella depende que no “infarte” el núcleo familiar.

Así también se refirió al sacramento del matrimonio para perfeccionar el amor de los conyugues, es decir llegar hasta el final superando las dificultades y si esto se cumpliera la familias asistirían a la iglesia con más frecuencia, dijo el padre Molina.

Por otra parte afirmó que las mujeres deben tomar en cuenta que su femineidad las hace especiales y ocupan un espacio en la familia que es valorado, porque los hijos y el conyugue necesitan de aquellos detalles que hacen a la madre única por sus características y diferente al padre.

Las feministas surgen de un complejo de inferioridad, la autentica mujer sabe cuáles son sus propias características que la distinguen y la hacen diferente al hombre, ya que las mujeres son más detallistas y afectuosas, en cambio los varones son prácticos, explicó Molina.

Los padres son protegidos por Dios, dijo Molina ya que éste no es un rol fácil de cumplir, porque debes saber cuándo dar y quitar, autorizar o desaprobar, admitir o negar.

Este taller continúa hoy en la Parroquia de San Gerardo a las 19:00 horas donde reflexionaran sobre la figura de María Santísima.