Santa Cruz

En San Javier, escuela misional de música promueve generación de nuevos valores

El XI Festival Internacional de Música Barroca y Renacentista Americana que se desarrollara del 22 de Abril al 1 de mayo tendrá como principales protagonistas a los coros y orquestas de las misiones de chiquitos, algunos con la formación y experiencia de años y algunos con nuevos integrantes producto de una renovación constante, de entre todos ellos emerge el de San Javier, donde precisamente a mediados del siglos XVIII el misionero jesuita Martín Schmid fundara la primera escuela de música y el primer taller de fabricación de instrumentos musicales.

El grupo de músicos dirigidos por el profesor Eduardo Silveira vienen realizando un trabajo desde hace 15 años, tiempo en el que surgió una nueva generación de valores y que rápidamente alcanzaron un renombre a nivel nacional para posteriormente llevar este arte musical a países europeos; España y Alemania entre ellos pero también a países del continente Sudamericano.

En la actualidad la escuela misional de música forma parte de la formación de nuevos valores en el ETA a través de una carrera técnica, los jóvenes y personas reciben una formación especial en el dominio de un instrumento musical o canto, pero además los estudiantes de secundaria de la U.E San Francisco de Asís Fe y Alegría acceden a la enseñanza musical producto de la exigencia de la nueva ley educativa en la formación técnico productiva de los alumnos.

El musicólogo Piotr Nawrot siempre tiene palabras de elogios en las presentaciones previas del grupo de músicos javiereños que esta integrada por jóvenes y adolescentes, durante todo este tiempo de ensayos han logrado alcanzar un nivel aceptable lo que les permite estar preparados para mostrar su arte en distintas sedes en el festival 

Todos estos laureles le permiten estar considerados para estar presentes en los festivales internacionales que APAC organiza y que tienen como sedes a diferentes poblaciones de Santa Cruz pero principalmente de las misiones jesuíticas en la región chiquitana donde además son el principal punto en el Siglo XVIII donde se desarrollo esta cultura musical y que tienen como escenario principal a los majestuosos templos misionales que construidos en ese entonces con madera y barro generan una acústica ideal para poder apreciar en todo esplendor la expresión máxima de este genero musical que cuenta en la actualidad con un variado auditorio entre nacionales y extranjeros, que además en cada versión se puede ver una creciente participación del publico local.