Santa Cruz

EN CORPUS CHRISTI, CARDENAL PIDE COMPARTIR Y ACORDARSE DE LOS QUE SUFREN

En su Homilía de Corpus Christi, El Cardenal Julio Terrazas pidió que los bienes de la creación sean para beneficio de todos los Bolivianos e insistió en que no se debe derrochar la creación sino “mantenerla y fructificarla”. También se acordó de los que sufren, están en situación de pecado o injusticia y pidió por los que “han perdido el sentido de la vida y matan y atracan sin pensar en las consecuencias”.

Eset jueves 7 de junio, día en que los vientos de sur arreciaron sobre la capital cruceña, el Cardenal Julio Terrazas inició su Homilía en el Estadio Ramón Tahuichi Aguilera agradeciendo la presencia de todos los fieles que llenaron el estadio a pesar del frio “En lugar de asustarnos creo que ustedes han sabido vencer la dificultad de moverse cuando hace mucho frio, les quiero agradecer en el nombre de nuestro Dios por este signo de comunión eclesial, por este signo de conciencia…” indicó.

Ante un escenario (altar) imponente que reflejaba el lema de la celebración: “La Eucristía, Don de Dios para la Vida” el prelado habló de la necesidad de compartir los bienes de la creación para beneficio de todos, dijo “Somos un pueblo llamado a hacer que todos los signos de vida de la creación: nuestro bosques, aguas, absolutamente todo –sea- para el beneficio de la vida y no para negarla al hermano que pasa y que nos pide un vaso de agua para saciar la sed” refiriendo también alusión al incidente en que negaron agua los marchistas del TIPNIS.

El Cardenal también alertó sobre la necesidad de un enfoque de desarrollo sostenible que no derroche y más bien conserve la creación para futuras generaciones “No valen escusas, no se trata de cerrar caminos para que nadie pase sino de animar a quienes hoy todavía pueden decirnos que la creación es para mantenerla y fructificarla no para derrocharla o dedicarla a otras cosas” indicó.

Más adelante aseguró que así como el cristiano está llamado a compartir el pan de la Eucaristía, también está llamado “a mirar al hermano, a descubrirlo allí donde sufre, a tenerlo presente en su situación de pecado o de injusticia, allí donde la prepotencia no permite hablar con claridad…”

“Queremos que se acaben los espacios de temor y miedo, queremos que se mire a todos con cariño, que miremos al que está sufriendo en lugares donde muchas veces los encontramos y pasamos de largo” dijo a tiempo de recordar “Con cariño a quienes hacen de la calle su domicilio propio” y añadió “recordemos también con cariño a quienes no tienen un pan para almorzar durante un día, recordemos a todos aquellos que han perdido el sentido de la vida y matan y atracan sin pensar en las consecuencias” indicó la autoridad eclesiástica e inmediatamente también saludó “con afecto” a los privados de libertad en palmasola y en todas las cárceles del país.

Así mismo pidió a todos los bolivianos tener la capacidad de hacer como Cristo “partir nuestra vida con los demás, compartir lo que somos y tenemos con los demás – y – acercarnos para levantar al otro y no pisotearlo ni aniquilarlo”.

No quiso terminar su homilía sin antes pedir a todos los que ejercen alguna responsabilidad en el país a que “dejen sus actuaciones vánales y que escuchen por lo menos una vez al Señor que con humildad y sencillez, siendo Dios, se hace un pan que alimenta el espíritu” e insistió en que “no tengan miedo al Señor, que no se asusten de la presencia del Señor, queremos realmente que todo el país vibre de amor, de comprensión, de unidad” dijo el Cardenal.

“Somos el pueblo de Dios que recibe como centro de su vida la persona del Señor Jesús que se quedó en las formas de Pan y Vino para que nosotros no nos sintamos abandonados y olvidados; Él está en medio de su pueblo, el Señor está presente en medio de los creyentes” (Cardenal Julio T. Homilía Corpus Christi 2012).