Cochabamba

Embellecen criptas para Todos Santos

Cientos de personas ultiman los preparativos para el 1 y 2 de noviembre, la fiesta de Todos Santos y Día de Difuntos. Llegan a los cementerios a realizar la limpieza de los nichos, lápidas y jardines, quieren que todo esté listo para recibir a las almas, que según la tradición llegan al mediodía del 1 de noviembre.

Muchos de los familiares se anticipan a la festividad para recordar a sus difuntos en un ambiente de recogimiento, pues, comentaron que por la experiencia que tienen, el 2 de noviembre hay tanta gente en el camposanto que incluso hay que hacer fila para obtener un poco de agua.

La Alcaldía también apresura sus trabajos de limpieza y mantenimiento del Cementerio General. Según la administración del camposanto, el 2 de noviembre está prohibido el ingreso de alimentos, música y bebida al cementerio, porque se intenta mantener un escenario de respeto para los difuntos. La Policía anunció que movilizará a 150  personas.

Ante esta prohibición la demanda de sitios para armar el mast’aku o mesa para el difunto, que representa los tres niveles de la existencia, en las afueras del cementerio se ha incrementado.

Inversiones

Los familiares de los difuntos prevén invertir al menos 1.500 bolivianos en la limpieza de las tumbas y el armado de las mesas.

Uno de los primeros asistentes al cementerio, Pablo Ignacio N., manifestó: “En promedio gasto alrededor de 900 bolivianos en la limpieza del nicho y su mantenimiento, también compró flores de distintas variedades”. Contó que este año armará un altar para su hermano, con t’antawawas y las masitas que más le gustaban en vida”.

La Gobernación ha ratificado que el viernes se trabajará en horario continuo en la administración pública de 8:00 a 16:00, de acuerdo con lo establecido por el Ministerio de Trabajo. El sector privado deberá adecuarse.

Las tres celebraciones

El investigador sociocultural, Wilfredo Camacho, explicó que Todos Santos está catalogado dentro del calendario Gregoriano como el 1 de noviembre, como una fecha “para rendir tributo a todos los santos que han realizado algún bien a la humanidad”.

Por otra parte, el Día de los Difuntos “hace referencia al 2 de noviembre y a una visión cristiana y ancestral, donde se evocaba al más allá para pedir lluvias; dentro de la cosmovisión andina  es una transición del tiempo seco al húmedo”, agregó.

Manifestó que “los difuntos pedían a los vivos que les preparen una mesa para que puedan comer y beber, además de compartir, lo que se conoce como el tradicional mast’aku, que significa un reencuentro”. Camacho explicó que también a finales de octubre se realiza la fiesta de Halloween “que surge en Irlanda con los Celtas donde las personas se vestían de brujas y máscaras para orientar a los demonios y fantasmas que rondaban por la tierra”.