Internacional

El papa Francisco suspende al “obispo del lujo”

El papa Francico ha suspendido al “obispo de lujo” de sus funciones en la ciudad alemana de Limburgo. Franz-Peter Tebartz-van Elst no ha sido destituido, pero tendrá que abandonar su diócesis, mientras se lleva a cabo una investigación sobre su comportamiento.

El escándalo rodea a este obispo desde que la prensa alemana destapó que se habia gastado cerca de 40 millones de euros en construir su sede episcopal, en lugar de los 5,5 millones presupuestados. En concreto, dedicó 2,9 millones a sus habitaciones, que incluyen un salón de 63 metros cuadrados y una bañera de 15.000 euros.

El “obispo del lujo”, como le ha bautizado la prensa alemana, se ha convertido en una nota disonante en el pontificado de Francisco, que quiere ser el papa de los pobres. El lunes pasado, los dos hombres se reunieron en el Vaticano. El papa le ha aconsejado que “rece y reflexione”.

Ideas liberales

El obispo Tebartz-van Elst nació en el pueblo de Twisteden, en el noroeste de Alemania en 1959.

Mons. Franz-Peter Tebartz-van Elst. Foto Medienmagazin pro

Mons. Franz-Peter Tebartz-van Elst. Foto: Medienmagazin pro (CC BY 2.0)

Se describió a sí mismo como un niño solitario, que prefería leer que ayudar en la granja de su familia, según el periódico alemán Der Zeit.

Fue ordenado sacerdote en 1985 y nombrado obispo auxiliar de Munster en 2003 por el papa Juan Pablo II.

En un artículo para Deutsche Welle, el teólogo católico alemán David Berger señala que el obispo Tebartz-van Elst era un “profesor de ideas liberales” mientras estuvo en Munster.

Pero esto cambió bajo el pontificado del papa Benedicto XVI, afirma, y llegó a creer en la autoridad dominante de los obispos.

Ahora Tebartz-van Elst es visto como parte de un ala conservadora del episcopado alemán que enfatiza los valores y formas litúrgicas católicas tradicionales.

Una comisión empieza a investigar

El Papa Francisco se reunió la semana pasada con el presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, Robert Zollitsch, y aunque el obispo no profundizó sobre el contenido de su reunión con el santo padre, sí aclaró que “estoy contento que la comisión de examen que he instituido comience su trabajo este viernes. En lo que se refiere a los tiempo de trabajo de la comisión, actualmente no estoy en grado de hacer previsiones fundadas”. Tebartz-van Elst viajó a Roma y el lunes tuvo una reunión con el Papa.

Según el Vaticano, el vicario general de Limburgo, padre Wolgang Roesch, quien debía asumir sus labores el 1 de enero, lo hará de inmediato y dirigirá la diócesis durante la ausencia de Tebartz-van Elst.

Millonaria construcción

En el centro de la controversia se ubica el costo de 31 millones de euros (42 millones de dólares) por la construcción de un nuevo complejo para la residencia del obispo y otras renovaciones. Tebartz-van Elst ha dicho que la factura abarcaba 10 proyectos, y que hubo gastos adicionales por las normas de inmuebles bajo protección histórica.

131023163415 franz-peter tebartz-van elst residence 464x261 reuters

La nueva residencia incluye una capilla privada que supuestamente costó US$4 millones

El escándalo de Limburgo ha ocupado durante semanas los titulares de diversos medios en el país donde Martín Lutero emprendió hace cinco siglos una reforma ante lo que describió como los excesos y abusos de la Iglesia.

Lo que se percibe como una falta de transparencia financiera también tocó fibras sensibles debido a que la Iglesia alemana obtiene cada año miles de millones de euros gracias a un impuesto a su favor.

El presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, arzobispo Robert Zollitsch, ha sido tajante en particular en sus críticas hacia los gastos y el problema de credibilidad que le está causando a la Iglesia.

Dijo que la comisión eclesiástica investigaría los costos de la renovación, el financiamiento y la evolución de las decisiones sobre las restauraciones. Los abogados canónicos determinarán si Tebartz-van Elst infringió la ley eclesial en lo que se refiere al uso de dinero de la Iglesia, agregó.

La iglesia alemana confía recuperar la calma

Comunicado de la Conferencia de Alemania

El vicario de la diócesis, al frente

Según confirma el comunicado “por decisión de la Santa Sede entra desde hoy en vigor el nombramiento del Stadtdekan Wolfgang Rösch como vicario general, nombramiento que ya fue anunciado por el obispo de Limburg para el 1 de enero de 2014”.

Por lo tanto, “el vicario general Rösch administrará la diócesis de Limburg durante la ausencia del obispo diocesano en el ámbito de las competencias unidas a tal oficina”.