Internacional

El Cristo de Río se vistió de rojo por los cristianos mártires

El domingo y lunes pasados, la mundialmente conocida estatua del Cristo Redentor de Río de Janeiro ha estado iluminada de color rojo para llamar la atención sobre la situación que viven los cristianos perseguidos hoy en día. Así ha informado la oficina nacional de Brasil de Ayuda a la Iglesia Necesitada.

Al mismo tiempo, la oficina brasileña de AIN invitó al sacerdote Douglas Bazi de la Iglesia católica caldea a hacer una visita y hablar sobre esta realidad. El padre Douglas contó de primera mano la difícil situación que están atravesando los cristianos en Irak. “Ser cristiano en Irak es peligroso. Ser sacerdote en Irak equivale a un suicidio”, ha asegurado.

Douglas coordina un centro para cristianos refugiados en la ciudad de Erbil, al norte de Irak. En verano del año pasado, más de 120.000 bautizados fueron forzados a abandonar sus casas en Mosul y la Llanura de Nínive por los terroristas del autodenominado “Estado Islámico”. Ahora viven refugiados en la zona autónoma del Kurdistán iraquí.

Para remarcar su presencia en Brasil, Douglas celebró la misa en la capilla situada debajo de la estatua del Cristo Redentor. El sacerdote expresó su agradecimiento a AIN por el apoyo ofrecido a su trabajo. “No conocéis a mi gente”, afirmó, “pero mi pueblo os conoce, gracias a la ayuda que estáis dándonos para ofrecer un alojamiento, educación y comida”.