Cochabamba

El cardenal desiste de querella por atentado

Terrorismo. Mediante memorial, Julio Terrazas manifestó a un juez su voluntad de no acusar a nadie por la explosión en su vivienda, que originó el caso Rózsa. La Fiscalía seguirá de oficio con el proceso

El cardenal Julio Terrazas desistió de acusar a alguien por el atentado que sufrió un bien inmueble del Arzobispado de Santa Cruz de la Sierra el 15 de abril de 2009 y que sirvió como sustento para las acciones del Gobierno por el presunto caso de terrorismo y la toma violenta del hotel Las Américas con muertos, donde fue acribillado Eduardo Rózsa, supuesto líder de esa banda, con otros más.

La decisión del cardenal Terrazas fue leída ayer en horas de la mañana en el inicio de la audiencia de conclusiones del caso terrorismo que lleva adelante el juez de instrucción en lo penal Ricardo Maldonado.

Aparte de ello, en el memorial que presentó el máximo representante de la Iglesia católica boliviana, denuncia que desde ese día que el Arzobispado cruceño presentó la denuncia ante las autoridades correspondientes, no hubo ninguna información del desarrollo de la indagación legal.

“A las pocas horas (del atentado) se sentó la respectiva denuncia, sin embargo, desde ese momento y aunque lo solicitamos por escrito, como Arzobispado de Santa Cruz de la Sierra nunca fuimos informados del avance de las investigaciones. En consecuencia, ante lo previsto en el artículo 326 punto 1 del Código de Procedimiento Penal manifiesto, fundadamente, mi voluntad de no haber tenido nunca la voluntad de acusar a nadie”, expresa el prelado boliviano.

Los asesores legales del Ministerio de Gobierno, repartición del Estado que se ha convertido como parte acusadora, dijeron que en la audiencia responderán al memorial. No quisieron hacer más comentarios al respecto.

Por su parte, Otto Ritter, abogado de uno de los imputados por el caso terrorismo, dijo que esta acción del cardenal “echa por tierra toda la patraña armada y urdida por el fiscal Soza, demuestra que él nunca investigó la casa del cardenal Terrazas, sino que simple y llanamente estuvo buscando chivos expiatorios y como echar la culpa a la gente de Santa Cruz”.

En criterio del abogado Gary prado Araúz, el Ministerio Público “queda mal parado” porque se evidencia que hubo poco interés de los fiscales de informar a las víctimas del atentado el resultado de sus investigaciones.

El fiscal Soza, luego de que el juez Maldonado declarara el cuarto intermedio de la audiencia de ayer, afirmó que la decisión del cardenal “no afecta en nada porque el Ministerio Público representa a la sociedad y que esa función están cumpliendo en este caso, por encargo del fiscal general del Estado. Aparte de ello, Soza dijo que esa determinación es un problema interno de la Iglesia católica y que prefiere no especular.

Por su parte, el fiscal del caso terrorismo II, Harry Suaznábar, aseguró que el proceso del caso terrorismo I continúa de oficio por parte del Ministerio Público, pese a que el cardenal Julio Terrazas hubiera desistido de la demanda.

“Para nada, esos son delitos de orden público y es el Ministerio Público quien debe investigar la verdad histórica de los hechos”, señaló Suaznábar a la prensa.

El asesor del Ministerio de Gobierno, Fernando Rivera, estableció que era preciso presentar el documento por el principio de publicidad y que su contenido no afectará en absoluto la continuidad del caso terrorismo.

El abogado Williams Herrera consultado sobre el desistimiento del cardenal, sostuvo que es un derecho que asiste a cualquier ciudadano, pero que la última palabra la tiene el Ministerio Público.

EN LA JORNADA

– Salud. Por razones de salud, cuatro de los implicados no estuvieron presentes en Cochabamba: Lucio Áñez Ribera, Gary Prado Salmón, Juan Carlos Santisteban López y Ronald Castedo Allerding. Cuando concluya la audiencia se los va a notificar con la resolución en sus domicilios.

– Vestimenta. Algunos de los imputados han continuado utilizando poleras con leyendas como ‘Evo oramos por ti. Salmo 109 y otra que dice ‘Justicia, democracia, libertad’. Llegaron diciendo ‘Somos autonomistas, no terroristas’.

– Parientes. Familiares de los acusados se han hecho presentes en gran número durante la audiencia, asistiéndoles con agua y alimentos.

– Receso. La autoridad judicial declaró un cuarto intermedio en el proceso y estableció que está previsto que la audiencia conclusiva culmine durante la tarde de hoy. El acto procesal tuvo la reactivación de denuncias contra el vicepresidente Álvaro García Linera por su supuesta intervención en la llegada de Eduardo Rózsa al país.

– Caso. El proceso penal por el caso terrorismo comenzó luego de una acción policial efectuada el 16 de abril de 2009 en un hotel en Santa Cruz, que desbarató una supuesta organización terrorista liderada por el húngaro-croata-boliviano Eduardo Rózsa Flores y que presuntamente pretendía aplicar un plan separatista en el país.

David Moreno. Cochabamba