Cochabamba

Dos nuevos sacerdotes para Cochabamba. Mario Mamani y Adrián Cruz

Dos nuevos sacerdotes para Cochabamba

Adrián Cruz y Mario Mamani ya son sacerdotes para la Arquidióceis de Cochabamba, la ceremonia de consagración sacerdotal fue presidida por el Arzobispo Oscar Aparicio junto a sus dos flamantes Obispos Auxiliares y varios sacerdotes que se dieron cita en la catedral valluna el pasado 25 de marzo, fiesta de la Anunciación del Señor.

Entre la numero feligresía, según destaca la oficina de prensa del arzobispado, hubo una participación mayoritaria de fieles de Vacas, Arani y Tacopaya , que son las tierras natales de los nuevos sacerdotes.

Durante la homilía Mons. Oscar destacó la bendición de las ordenaciones, diaconal, episcopales, y presbiterales vividas en marzo, dando gracias a Dios. Remarcó que el recibir la ordenación es un don de Dios,

El arzobispo Aparicio invitó a los dos sacerdotes “a no tener miedo y entregarlo todo por el Señor”, además les recordó que “Jesucristo vive nos acompaña y está presente y es lo que deben anunciar a los demás, celebrando el culto con la comunidad”, “constitúyanse Heraldos de la Misericordia de Dios” añadió el Arzobispo Aparicio.

Padre Mario agradeció a los obispos, a quienes siempre los consideró padres espirituales, a sus familiares presentes, recordó con cariño a P. Crispín Borda quien impulsó su vocación, de la misma manera expresó su cercanía y agradecimiento a las religiosas que acompañaron su formación y todas las comunidades donde él estuvo.

Por su parte padre Adrián también agradeció a los Obispos y sacerdotes que lo acompañaron en la formación y en quechua se dirigió cariñosamente a sus familiares, particularmente a sus padres.

Según ha hecho saber la oficina de comunicación del arzobispado estos dos nuevos sacerdotes continuarán trabajando en sus parroquias precedentes, es decir Mario Mamani en Tacopaya y Adrián Cruz en Punata.

___

Foto: detalle de la foto publicada en el Facebook de la Arquidiócesis de Cochabamba – Premiun Fotografía- de Rolando Laime.