La Paz

Detienen a seis personas por robo de joyas de Virgen

Evo apunta a “obispos” como responsables de los robos en las iglesias

Iglesia pide ayuda para proteger los templos

El Ministerio Público ordenó ayer la aprehensión de seis personas sospechosas del robo de las joyas de la Virgen de Copacabana, ocurrido el lunes pasado. Entre los detenidos se encuentran tres sacerdotes y el sacristán que estaban a cargo del templo, además del policía de turno y un portero. Todos aguardan en las celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen la audiencia cautelar que definirá su situación legal.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, confirmó ayer que las seis personas fueron aprehendidas porque habían contradicciones en las declaraciones informativas que prestaron ante el Ministerio Público.

“Había elementos que llamaban la atención porque lógicamente ellos conocen, saben de la alarma, de los mecanismos y dispositivos técnicos de seguridad (que tiene el templo). Son temas que ellos manejan internamente  y no son de conocimiento público. Obviamente eso llamaba la atención”, dijo el Ministro.

Mientras la comisión a cargo de la inestigación hace su trabajo, los pobladores de Copacabana se declararon de luto y en vigilia hasta recuperar la joyas.

Romero aseguró que la investigación que está a cargo de la Policía continuará porque es probable que existan más personas implicadas en el hecho delictivo que sucedió la madrugada del lunes pasado.

Los aprehendidos son: los sacerdotes Lorenzo Wmarkentic, Elvio Frías y René Vargas (guardián del Santuario de Copacabana), el policía, de apellido Maldonado, que era el encargado de la seguridad del templo, el sacristán de la Iglesia y el portero de una empresa telefónica.

La Fiscalía tomó la decisión de aprehenderlos tras encontrar contradicciones en sus declaraciones y alista la imputación formal al existir indicios que harían presumir su culpabilidad.

Por su parte, el comandante de la Felcc de La Paz, Julio Mariscal, en declaraciones con otros medios, confirmó de la aprehensión de las seis personas, tres de ellas sacerdotes.

Según la denuncia, los ladrones ingresaron al garaje del santuario y con una escalera se introdujeron al camarín de la Virgen de Copacabana. Se reportó el robo de al menos 18 joyas de la imagen de la Virgen y del niño Jesús de incalculable valor.

Evo pide castigo

Horas antes del reporte oficial de las seis aprehensiones, el presidente Evo Morales, durante un acto público en Cochabamba, pidió al cardenal Julio Terrazas “castigar” a algunos obispos por el robo de joyas y bienes de santuarios y capillas en distintas regiones del país.

“Hermano cardenal, no por culpa de algunos obispos nuestra Iglesia Católica puede desprestigiarse. Él (el cardenal) tiene la obligación, junto a la Conferencia Episcopal Boliviana, dar un castigo severo para que nunca más algunos obispos roben a las virgencitas en toda Bolivia”, indicó ayer el Mandatario.

Le recordó al cardenal Terrazas la obligación que tiene de cuidar los bienes de las iglesias, porque son un patrimonio del pueblo católico, y le exhortó a “hacer devolver las joyas a nuestras virgencitas y a nuestros santos”.