Martes, 20 Febrero 2018

logo de la TAPA 6

10   Banner    Anunciate Aqui

El actual Secretario General de la Secretaría para la Economía hace hincapié en que la decisión de Benedicto XVI de renunciar al ministerio petrino fue un acto heroico y de amor a la Iglesia, cuya grandeza se va comprendiendo cada vez más.

«Son muchísimos los recuerdos que tengo del Papa Benedicto y no quiero olvidarlos para conservar viva la memoria de estos años, de ese periodo que viví con él…

¿Cuáles son los momentos más fuertes? Por su puesto los enlazados con su renuncia. Recuerdo muy bien, el 5 de febrero de 2013, cuando el Papa Benedicto me invitó a tomar asiento en su estudio privado y me anunció la gran decisión de su renuncia.

Pensé en pedirle que lo pensara un poco más, pero casi en seguida me detuve, porque estaba seguro de que había rezado largo tiempo. Aún más, justo en ese momento recordé un detalle. Durante un periodo bastante largo, cuando él, en la sacristía, antes de empezar a celebrar la Misa en la capilla privada, permanecía en oración durante tanto tiempo; y a pesar de las campanadas del reloj que marcaba la hora del comienzo de la Misa, él permanecía en recogimiento ante el Crucifijo que está en la sacristía. Yo estaba convencido de que rezaba por algo muy importante. Ese 5 de febrero, cuando escuché que el Papa Benedicto me comunicó su gran decisión, pensé: ‘¡Entonces, seguramente rezaba por esto!’.

Luego, por supuesto otro momento fuerte fue cuando anunció públicamente su renuncia durante ese Consistorio del 11 de febrero.

Lloré durante todo el tiempo y también en el almuerzo, él comprendió que yo estaba con una gran conmoción y le pregunté: ‘Santo Padre, ¿usted estaba tranquilo, sereno?’ Y él me respondió con decisión: ‘Sí’, porque ya lo había ponderado en la meditación y en la oración. ¡Él estaba sereno precisamente porque estaba seguro de haber sopesado bien la cosa en la paz y en la voluntad de Dios!

Luego, llegó el momento en que Mons. Xuereb se despidió de Benedicto XVI, con su bendición, para ser secretario del Papa Francisco:

«Un momento muy fuerte para mí fue el de la despedida, porque él me repitió: ‘Usted irá con el Papa nuevo’. Por lo que, cuando fue elegido el Papa Francisco, le escribió una carta reiterando su disponibilidad para dejarme libre en caso de que me necesitara.

Y, cuando llegó el día de dejar Castel Gandolfo para ir con el Papa Francisco – desde la Secretaría de Estado me dijeron: ‘Apúrate, prepara tus maletas, porque el Papa Francisco está abriendo la correspondencia solo’ – entré en el estudio del Papa Benedicto para anunciarle eso y le pedí, llorando, su bendición.

Él con mucha serenidad se levantó, yo me arrodillé, y me dio su bendición con la que me dejó ir».

Mons. Xuereb recuerda también el encuentro con Benedicto XVI, del pasado mes de octubre

«Me invitó él para el día de mi cumpleaños, para celebrar la Misa y luego desayunar, lo encontré con una mente muy activa, preguntaba tantas cosas… Con su mirada me decía: ‘¡Estoy muy contento de volverte a ver!’ ¡Recordaba muy bien también detalles sobre mi familia, mi madre, incluso los gatos de mi mamá! Claro que físicamente está muy frágil. Tiene casi 91 años y sin embargo mi mamá que tiene ‘sólo’ 82 años no está como él».

En estos cinco años, cómo se ha comprendido el gesto sorprendente de Benedicto XVI:

«Fue un gesto grandioso. Él comprendió, en especial, durante el vuelo a México que ya no podía hacer viajes largos. Ya se acercaba la Jornada Mundial de la Juventud en Brasil y se dio cuenta de que ya no podía hacer todos esos esfuerzos… Cumplió un acto heroico, en mi opinión, porque pensó en primer lugar en la Iglesia, en su amor a la Iglesia, que era mucho más grande que el amor a sí mismo, a su ego. No le importó lo que algunas personas o ambientes podían decir sobre él, que quizá no tenía la valentía de seguir adelante… Él permaneció siempre sereno, una vez que comprendió que Dios le pedía este acto de gobierno, amando más a la Iglesia que a sí mismo».

En el año que fue secretario del Papa Francisco, Mons. Xuereb vio de cerca el aprecio mutuo que sienten ambos el uno por el otro:

«El Papa Francisco dio enseguida la definición justa: ‘Tenemos el privilegio de tener al ‘abuelo’ en casa’. Tenemos pues una memoria histórica viva a la cual podemos acudir. Estoy seguro de que el Papa Francisco lo hace. Luego, por supuesto, hablan también los gestos. Antes de que el Papa Francisco saliera ante el mundo, asomándose al balcón de la Basílica de San Pedro, él quiso llamar al Papa Benedicto para saludarlo. Nosotros estábamos en la sala de la televisión, donde el teléfono está siempre silenciado, por lo que no oíamos la llamada. Eso explica porqué se demoró el Papa Francisco en asomarse. Después, nos volvieron a llamar durante la cena y nos preguntaron que dónde habíamos estado… allí delante de la TV… nos dijeron que el Papa Francisco iba a volver a llamar después de cenar y así fue. Le pasé el teléfono a Benedicto y escuché que decía: ‘Santidad, desde este momento, prometo mi total obediencia y mi oración’. Son momentos que no puedo olvidar».

En estos años de servicio y oración, el don más grande que está ofreciendo a la Iglesia, como dijo el mismo Benedicto XVI, permaneciendo en el ‘recinto de Pedro’:

«Él quiso tomar esta decisión de vivir una vida retirada precisamente para poder prepararse al encuentro final con el Señor y mientras lo hace vive con profunda espiritualidad, ofreciendo oraciones y ofreciendo también la fragilidad de su condición de salud, la ofrece en favor de la Iglesia, por el Papa y por la Iglesia».

Información adicional

  • Fuente Vatican News

Alabanza al Señor, desafíos y amenazas, diálogo, esperanza, defensa de la tierra y de la vida, el Sínodo para la Amazonia en el 2019.

El alma hecha color y canción de los pueblos del corazón amazónico - pulmón del mundo - recibió al huésped tan esperado.

El saludo de bienvenida del Vicario Apostólico, Mons. David Martínez Aguirre Guinea y el testimonio y saludo del pueblo Harakbut y del pueblo Awajún

Y después de la emblemática entrega de la Encíclica Laudato Si’ sobre el cuidado de la Casa Común, traducida en varias lenguas lugareñas, Francisco pronunció su denso discurso.

El Obispo de Roma quiso saludar a todos los habitantes de la Amazonia y a los andinos, cuyos representantes acudieron también a la cita en el Coliseo Madre de Dios:

«Veo que han venido de los diferentes pueblos originarios de la Amazonia: Harakbut, Esse-ejas, Matsiguenkas, Yines, Shipibos, Asháninkas, Yaneshas, Kakintes, Nahuas, Yaminahuas, Juni Kuin, Madijá, Manchineris, Kukamas, Kandozi, Quichuas, Huitotos, Shawis, Achuar, Boras, Awajún, Wampís, entre otros.

También veo que nos acompañan pueblos procedentes del Ande que se han venido a la selva y se han hecho amazónicos».

Encuentro tan deseado: juntos en el corazón de la Iglesia

“He deseado mucho este encuentro ¡Quise empezar por aquí la visita a Perú!”

Gracias por vuestra presencia y por ayudarnos a ver más de cerca, en vuestros rostros, el reflejo de esta tierra. Un rostro plural, de una variedad infinita y de una enorme riqueza biológica, cultural, espiritual. Quienes no habitamos estas tierras necesitamos de vuestra sabiduría y conocimiento para poder adentrarnos, sin destruir, el tesoro que encierra esta región, y se hacen eco las palabras del Señor a Moisés: «Quítate las sandalias, porque el suelo que estás pisando es una tierra santa» (Ex 3,5).

La Iglesia nunca dejará de clamar por los descartados que sufren

«Permítanme una vez más decir: ¡Alabado seas Señor por esta obra maravillosa de tus pueblos amazónicos y por toda la biodiversidad que estas tierras envuelven!

Este canto de alabanza se entrecorta cuando escuchamos y vemos las hondas heridas que llevan consigo la Amazonia y sus pueblos. Y he querido venir a visitarlos y escucharlos, para estar juntos en el corazón de la Iglesia, unirnos a sus desafíos y con ustedes reafirmar una opción sincera por la defensa de la vida, defensa de la tierra y defensa de las culturas.

Probablemente los pueblos originarios amazónicos nunca hayan estado tan amenazados en sus territorios como lo están ahora.»

El Papa habló de los distintos frentes que se disputan la Amazonia: el neo-extractivismo y la fuerte presión por grandes intereses económicos que dirigen su avidez sobre petróleo, gas, madera, oro, monocultivos agroindustriales. La perversión de ciertas políticas que promueven la «conservación» de la naturaleza sin tener en cuenta al ser humano. Los movimientos que acaparan grandes extensiones de bosques y oprimen a los pueblos originarios.

 

Imprescindible diálogo y respeto

Tras hacer hincapié en el reconocimiento y diálogo con los pueblos nativos, el Santo Padre reiteró que es «el mejor camino para transformar las históricas relaciones marcadas por la exclusión y la discriminación».

Signos de esperanza

Entre las «iniciativas esperanzadoras», el Papa destacó  las que surgen de las bases y organizaciones de los pueblos originarios, que lejos de ser un «estorbo», son «un grito a la conciencia»:

«Ustedes son memoria viva de la misión que Dios nos ha encomendado a todos: cuidar la Casa Común».

Amazonia reserva de la biodiversidad y reserva cultural, la familia y los ancianos

Con su preocupación por los derrames de hidrocarburos que amenazan la vida de sus familias y contaminan su medio natural, el Papa lamentó también la minería ilegal y la trata de personas: mano de obra esclava y abuso sexual.

Y pidió que sigan defendiendo a los pueblos más vulnerables entre los vulnerables.

Obispos impulsen la educación intercultural

El Papa alentó a los hermanos obispos que perseveren en impulsar la educación intercultural y bilingüe y felicitó «las iniciativas de la Iglesia Amazónica peruana», así como a los jóvenes de los pueblos originarios por los esfuerzos que cumplen.

Misioneros de Cristo comprometidos con los pueblos amazónicos y el Evangelio

«¡Cuántos misioneros y misioneras se han comprometido con sus pueblos y han defendido sus culturas! Lo han hecho inspirados en el Evangelio. Cristo también se encarnó en una cultura, la hebrea, y a partir de ella, se nos regaló como novedad a todos los pueblos de manera que cada uno, desde su propia identidad, se sienta autoafirmado en Él.

No sucumban a los intentos que hay por desarraigar la fe católica de sus pueblos

Cada cultura y cada cosmovisión que recibe el Evangelio enriquece a la Iglesia con la visión de una nueva faceta del rostro de Cristo. La Iglesia no es ajena a vuestra problemática y a sus vidas, no quiere ser extraña a vuestra forma de vida y organización. Necesitamos que los pueblos originarios moldeen culturalmente las Iglesias locales amazónicas.

Ayuden a sus obispos, misioneros y misioneras, para que se hagan uno con ustedes, y de esta manera dialogando entre todos, puedan plasmar una Iglesia con rostro amazónico y una Iglesia con rostro indígena. Y al respecto, me dio mucha alegría escuchar que uno de los trozos de Laudato Si fuera leído por un diácono permanente de vuestra lengua.

¡Con este espíritu convoqué un Sínodo para la Amazonia para el año 2019, cuya primera reunión, como consejo presinodal será aquí, hoy, esta tarde!

Confío en la capacidad de resiliencia de los pueblos y su capacidad de reacción ante los difíciles momentos que les toca vivir. Así lo han demostrado en los diferentes embates de la historia, con sus aportes, con su visión diferenciada de las relaciones humanas, con el medio ambiente y con la vivencia de la fe.

Rezo por ustedes, por su tierra bendecida por Dios, y les pido, por favor, no se olviden de rezar por mí.

                   Muchas gracias.

Tinkunakama (Quechua: Hasta un próximo encuentro)

Información adicional

  • Fuente Vatican News

Ayer se me acercaron unos cristianos, que sufren con los damnificados de las lluvias y me preguntaron: ¿Por qué no hemos oído nada en los medios de comunicación de que la Iglesia se hizo presente en las comunidades rurales y en los 150 barrios de Santa Cruz de la Sierra anegados por las lluvias torrenciales?

Tampoco se ha oído nada de que Cáritas Arquidiocesana está colaborando con los 30 barrios que siguen inundados.

Sorprende que ante la desesperación, impotencia, ante tantas lágrimas derramadas por cientos de vecinos, al abandonar sus casas y haberlo perdido todo, haya faltado la presencia samaritana de la institución eclesial, que debe estar presente en las periferias humanas y geográficas, donde reina la desolación, el hambre, la miseria, la necesidad absoluta.

Los cristianos, pasados siete días, piden que la Iglesia Institución, Cáritas haga signos de ayuda, de liberación, se haga presente con su Palabra de Vida, que dé aliento y ejerza el sacramento de la caridad y de la solidaridad.

Que no tarden en llegar palabras de aliento, de acompañamiento, gestos reales de colaboración, de remedio y de ayuda eficaz. Que se sienta que somos una comunidad creyente, que reza y se compromete con el que sufre. Estamos a tiempo.

Información adicional

  • Atención Las opiniones de este sector son de la total responsabilidad de sus autores, Infodecom no se identifica necesariamente con las opiniones vertidas en esta sección
  • Autor Religion Digital

“No se puede reducir la fe a pura retórica”. Así afirma el sacerdote Víctor Codina, S.J. en el artículo de opinión que publica la Agencia de Noticias Fides (ANF)  en https://www.noticiasfides.com/opinion/victor-codina-sj/la-realidad-es-superior-a-la-idea

La realidad es superior a la idea

Esta formulación no procede de algún filósofo marxista o de algún político de izquierdas, sino del Papa Francisco (La alegría del evangelio, 231-233).


No se niega la necesidad de reflexionar, sino que se critica una reflexión que no parta y no desemboque en la realidad, porque entonces hay peligro de caer en nominalismos, sofismas,  fundamentalismos, totalitarismos, intelectualismos  sin sabiduría y racionalismos fríos.

Esta prioridad de la realidad y su aceptación humilde es una tarea necesaria, pero muy difícil. Ordinariamente las personas, los grupos sociales y políticos, las instituciones religiosas, etc. tienden, tendemos, a escabullir la realidad, escamotearla, ocultarla, criticarla, a actuar como si la realidad no existiera, soñamos, proyectamos nuestras propias ideas, construimos castillos de naipes.


No aceptamos la enfermedad, menos aún la muerte. Los políticos no aceptan críticas, frenan a los medios de comunicación, acusan a sus opositores de ser lacayos del imperialismo y quieren perpetuarse en el poder con una actitud mesiánica.  Los dirigentes de las Iglesias muchas veces presentan y formulan dogmas, documentos y liturgias totalmente ajenos a la gran mayoría del pueblo sencillo y sufrido que no comprende nada, porque no se ha partido de su realidad social y eclesial.


No se puede reducir la fe a pura retórica ni instalarse en formulaciones e ideas que aunque sean verdaderas y correctas en sí, no sirven para nada.


Los cristianos deberíamos tomar más en serio la encarnación de Jesús, la Palabra que se ha hecho carne y ha vivido en medio de nosotros, que ha asumido nuestra historia concreta en la realidad de Nazaret, que ha vivido cerca del pueblo, se ha solidarizado con su sufrimientos y habló en parábolas que todos entendían porque partían de la realidad.


Hemos de partir de la realidad, encarnarnos en ella, porque es sagrada desde que Jesús la asumió y su Espíritu la dinamiza por dentro hacia el Reino de Dios. No podemos edificar sobre arena sino sobre roca, hemos de transfigurar la realidad a la luz de la Pascua.

En formulación de Ignacio Ellacuría, se trata de  hacerse cargo de la realidad, encargarse de la realidad y cargar con la realidad.


No hay que huir de esta realidad, ni sentirse amargado, sino resistir con esperanza. El Espíritu del Señor nos acompaña. En la realidad podemos encontrar al Señor.

“Si de noche lamentamos que ya no hay sol, no podremos contemplar la luminosidad de las estrellas” (Tagore).


Por Víctor Codina, S.J.

Información adicional

  • Atención Las opiniones de este sector son de la total responsabilidad de sus autores, Infodecom no se identifica necesariamente con las opiniones vertidas en esta sección
  • Autor Infodecom

El “Mes Misionero Extraordinario” renovará el ímpetu apostólico en la comunidad católica coreana y será un impulso para continuar la proclamación del Evangelio, que en Corea tiene su origen en la experiencia de los mártires. Así lo explica a la Agencia Fides Augustine Han, un sacerdote de la diócesis de Daejeon, que recuerda la historia y la actualidad de la evangelización de la Iglesia en Corea. “Nuestra historia recuerda el pasaje del evangelio de Mateo cuando dice: “El reino de Dios es como un hombre que echa semilla en la tierra ;y duerme, y se levanta de noche y de día, y la semilla brota y crece como él no sabe (Mc 4, 26-27)”, recuerda el sacerdote. 
Para esta ocasión, don Augustine traza la historia del florecimiento del cristianismo en tierras coreanas: “A fines del siglo XVIII, algunos eruditos entraron en contacto con libros bíblicos y con 'el verdadero significado del Señor del Cielo' por Matteo Ricci, en chino , y comenzaron a estudiar por su cuenta la doctrina de la Iglesia. Conquistados por la verdad explicada por Ricci, enviaron a uno de ellos a Pekín para que fuese bautizado. Posteriormente llegaron a Corea misioneros chinos y franceses, muchos de los cuales fueron martirizados por profesar la fe valientemente. Algunos de ellos fueron asesinados pocos meses después de su llegada a la península de Corea, lo que significa que fueron asesinados 'in odium fide' después de viajar durante más de un año, cruzando los océanos. Muchos en el momento del martirio tenían solo treinta años".
“En ese momento - continúa el sacerdote – habría sido muy difícil imaginar que la Iglesia en Corea alcanzaría, siglos más tarde, un número substancial de personas que profesan la fe católica, 5 millones, como en la actualidad. Hoy en día es una iglesia que envía a más de mil misioneros entre sacerdotes, religiosos y laicos, a los cuatro rincones del mundo”. Don Augustine señala: “A pesar de que los misioneros fueron martirizados habiendo realizado muy poco tiempo de evangelización, su sacrificio no fue en vano. Ellos fueron los hombres que pusieron las semillas del Evangelio en tierra coreana. Los frutos de las semillas no se ven inmediatamente después de la siembra. La misión de Jesús, así como la de los misioneros al ir a tierras lejanas, no es la de implementar un gran proyecto de carácter humano, sino la de hacer la voluntad de Dios en su propio camino, confiando totalmente en la providencia de Dios. Hoy nosotros los cristianos coreanos, preparando y viviendo el Mes extraordinaria misionero, tenemos que tener esta confianza en la providencia de Dios, como una base sólida de toda nuestra actividad evangelizadora. Dios es el Señor de la historia, quiere la salvación de todos los hombres y los atrae a a través de la colaboración de cada bautizado, en su Providencia”

Información adicional

  • Fuente Agencia Fides

Si la Iglesia se repliega a la sacristía o si se convierte en un partido político estaría traicionando su misión, que es iluminar desde la fe a la gente. Esta ha sido la respuesta del obispo Jesús Juárez al pedido del Gobierno de que algunos sacerdotes dejen la sotana y hagan actividad partidaria, en un nuevo episodio de tensiones entre la cúpula de la institución católica y el presidente Evo Morales. El origen de la reciente confrontación han sido sucesivos pronunciamientos de la Conferencia Episcopal de Bolivia que exhortan a respetar los resultados del referéndum del 21-F y a defender la Constitución Política del Estado, lo que provocó el enojo de Evo Morales y de algunos personajes del oficialismo empeñados en conseguir una nueva reelección. 

El primer mandatario considera que el mensaje de los líderes católicos contiene una posición racista y discriminatoria de solo algunos sacerdotes que no aceptan la presidencia de un indígena. Lo cierto es que estamos en un nuevo escenario de tensión del Gobierno con la Iglesia, que ha sido más o menos constante y que se explica por el poder de la palabra de la institución católica, ya que hay una importante cifra de creyentes en Bolivia. Si la Iglesia no tuviera credibilidad, seguro que el Gobierno habría optado por ignorarla, lo que no ha ocurrido en toda esta gestión, lo mismo que con los medios de comunicación. 

El presidente en persona ha criticado en distintos momentos el rol de la jerarquía católica y del periodismo independiente, a sabiendas de que son aún las dos instituciones con mayor confianza en Bolivia, según las diversas encuestas, y que se constituyen en un contrapeso del poder que rechaza las críticas o que le señalen sus límites. En diversas circunstancias de los últimos años, el Gobierno incluso ha tomado algunas medidas para neutralizar la influencia de la Iglesia católica, pero finalmente ha prosperado más el arraigo de esta entidad en la sociedad boliviana. 

Si bien el presidente consiguió un acercamiento y un punto de inflexión con la histórica visita del papa Francisco, este nuevo episodio de confrontación desnuda la incomodidad que siente con la palabra crítica y valiente de los líderes religiosos, que, como otras instituciones confiables, se ha pronunciado vehementemente a favor del respeto al voto. De ninguna manera se puede concluir que un pedido de cumplimiento de la Constitución sea hacer política partidaria y, menos aún, un acto de racismo. Cabe recordar, en este nuevo episodio, el rol vital que tuvo la Iglesia en la defensa de los derechos humanos en distintos gobiernos y su valiosa acción para recuperar la democracia.

Información adicional

  • Atención Las opiniones de este sector son de la total responsabilidad de sus autores, Infodecom no se identifica necesariamente con las opiniones vertidas en esta sección
  • Autor Infodecom

No fue más que la Iglesia católica ratificara su posición respecto a la intangibilidad del Tipnis en la última homilía que pronunció el arzobispo de Santa Cruz, monseñor Sergio Gualberti, para que el Gobierno reaccionara con la torpeza que le caracteriza por el desconocimiento de términos apropiados, que tanta falta les hacen a los altos jerarcas del MAS. El ex diputado Galo Silvestre Bonifaz, que ahora oficia de viceministro de Transportes (como pudo ser viceministro de cualquier otra cosa también), se fue de lengua acusando a la Iglesia de “cómplice” del narcotráfico y otras lindezas, dizque junto a empresarios ganaderos y madereros. 

Naturalmente que esa acusación no la va a creer nadie por absurda. Resulta una tosquedad más de un funcionario gubernamental. Pero lo que sucede con la mayoría de quienes gobiernan hoy es que, además de que no conocen el significado de las palabras o utilizan mal el vocabulario, también se enredan con los números. Las letras, que conforman las palabras, son un problema en boca de ministros y parlamentarios oficialistas, pero los números, que configuran las cifras, son otro inconveniente que pasa por S.E., y hasta por el vicepresidente, que presume de matemático.

El viceministro Bonifaz ha manifestado que la Iglesia católica tiene grandes intereses en el Tipnis y que por eso se defiende su intangibilidad. Pero cometió un error muy grave, que si ha sido intencional resultaría imperdonable. Afirmó que el clero posee allí 843.164 hectáreas, es decir, que es dueño de casi el 80% del territorio. ¿Quién podría decir semejante tontería? Entonces hemos preferido pensar que Bonifaz no supo leer la cifra, lo que, repetimos, no extraña en absoluto a nadie. No se trataba de 843.164 hectáreas, lo que sería una monstruosidad, sino de un predio de 843 hectáreas, donde, según el Vicariato del Beni, se ha establecido un internado que cobija a 80 jóvenes de la zona que reciben capacitación en algunos oficios.

Seguramente que a estas alturas (jueves) el viceministro Bonifaz ya habrá aclarado su gafe y se habrá disculpado porque no le ha quedado otra salida. Entonces, en lo de los números equivocados, lo dejamos ahí; no supo leerlos. Lo que tal vez podrían mejorar los masistas es su lenguaje, evitando ofender a personas e instituciones. Sabemos que el lenguaje revolucionario no tiene contemplaciones con nadie, que es rudo, áspero y descortés con el adversario. Pero que a esa ordinariez no le agreguen además la calumnia.

Información adicional

  • Atención Las opiniones de este sector son de la total responsabilidad de sus autores, Infodecom no se identifica necesariamente con las opiniones vertidas en esta sección
  • Autor El Deber

Hace dos meses el ministro de Educación, Roberto Aguilar, no ahorro elogios para la labor educativa del instituto técnico que dirige la Iglesia Católica en el Tipnis. Esa misma obra social fue criticada este martes por el viceministro de Transporte, Galo Bonifaz, en su intento de justificar la construcción de una carretera por la reserva natural.

Bonifaz denunció que la Iglesia tiene un vasto terreno en el Tipnis y que no tiene moral para rechazar la construcción de la carretera. “La Iglesia Católica protege los actos ilegales que se cometen dentro el territorio”, manifestó la autoridad gubernamental.

Más tarde, José Rivera, secretario ejecutivo de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), aseveró que el terreno que tiene la Iglesia en el Tipnis desde el año 2003 sirve para el Instituto Tecnológico Agropecuario Kateri Tekakwitha, que da formación a los hijos de los comunarios indígenas.

Rivera aclaró que la Iglesia tiene 843 hectáreas en este lugar, y no 843 mil como dijo Bonifaz. Lamentó que se distorsione la información.

El directivo de la CEB reveló también que el Ministro de Educación había visitado el instituto técnico y lo declaró modelo educativo que debe ser replicado en otras partes del país. Dijo que incluso Aguilar había ofrecido ayudar al establecimiento.

En la página de Facebook del Ministerio de Educación se publicó un video en pasado 13 de junio en el cual se destaca la visita de Aguilar al Tipnis.

En el discurso registrado en el video, el ministro Aguilar se dirige a los estudiantes y alaba la labor del centro educativo católico. “Orgullosos de poder ver cómo se están forjando ustedes para ser cada vez mejores. Un orgullo de ver que hay un centro educativo que por más que haya condiciones difíciles está decidido a continuar el trabajo”, dijo.

Rivera explicó que el instituto de la Iglesia en el Tipnis se bautizó en honor a la primera indígena canonizada. Tiene actualmente a 80 estudiantes que reciben educación para el bachillerato y técnica agropecuaria por 15 bolivianos al mes.

Información adicional

  • Fuente Campanas - Iglesia Santa Cruz

En la homilía que se dio este domingo en la Catedral de Santa Cruz, el Monseñor Sergio Gualberti fue contundente cuando se refirió al tema del Tipnis. La autoridad religiosa, citando otros tres temas de relevancia, lamentó que se hubiera levantado la “intangibilidad de este territorio”.

“Se trata de una Ley impuesta con prepotencia y sin diálogo, olvidando los hechos de sangre y los sufrimientos de los hermanos indígenas, sus derechos y su firme rechazo a la misma”, sostuvo. Pero además se enfocó en si se trata o no de un proyecto de desarrollo”.

“El argumento de que se quiere impulsar el desarrollo en el Parque parecería más un pretexto que una respuesta a necesidades. El desarrollo no puede darse a costa de conflictossociales y del daño a la hermana ‘madre tierra’ porque su costo es más alto que el beneficio económico”.

La posición de la iglesia se dio justo en el mismo día en que el presidente del Estado Evo Morales, ratificó que la carretera por el Tipnis se dará con él o sin él. El proyecto ya fue aprobado en la Cámara de Diputados y para su ejecución queda solo la Cámara de Senadores.

 

“Queda la esperanza de que los senadores actúen a consciencia y sin presiones, escuchando el clamor de la tierra y de los verdaderos indígenas del Tipnis, promoviendo una cultura amplia y participativa de la ciudadanía”, cerró Monseñor cuando se enfocó en este tema.

Los otros cuatro puntos que sobresaltaron de la homilía en este aniversario patrio fueron el modelo que antepone el interés económico sobre la persona, el intento de despenalizar el aborto y la eutanasia y los ataques que están centrados en atacar a las familias.

“Hoy tienes ante ti la vida y el bien, la muerte y el mal. Tú debes elegir”, dijo, citando a la Biblia. Ratificó una vez más su preocupación por la aprobación de la ley de género “que ha abierto el matrimonio a personas del mismo sexo con la intención de adoptar niños”.

La misa de este domingo 6 de agosto tuvo como marco también la entonación del Viva Mi Patria Bolivia interpretada por los chicos del coro de la Basílica Menor de San Lorenzo.

Información adicional

  • Fuente El Deber

La Iglesia Católica negó este martes una versión del Gobierno relativa a que la institución cuenta con 843.164 hectáreas dentro del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS). El clero reconoció que cuenta con un predio de labor social de solo 843 hectáreas,  donde se funciona un instituto tecnológico que alberga 80 estudiantes.

"El Viceministro de Transporte (Galo Bonifaz) miente cuando dice que la Iglesia tiene 843.164 hectáreas dentro del TIPNIS. Cuando son 843 hectáreas y pertenecen al Instituto Tecnológico Agropecuario Kateri Ketawita (nombre de una indígena canonizada) que alberga a 80 estudiantes", sostuvo el secretario ejecutivo de la Comisión de Comunicación de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB). José Rivera.

Explicó que los hijos de los indígenas de la reserva son capacitados, tras recibir su bachillerato, en agropecuaria y que el aporte mensual de los estudiantes es de Bs 15.

Rivera indicó que incluso el ministro de Educación, Roberto Aguilar, visitó la institución en junio pasado donde destacó la labor a favor de los jóvenes, por lo que comprometió apoyo para que continúe el instituto al cual destacó como un "modelo a ser replicado".

Por la mañana, Bonifaz arremetió contra la Iglesia por las declaraciones del Monseñor Sergio Gualberti, del domingo pasado, en contra de la aprobación de una norma que levanta la intangibilidad del parque en la Asamblea Legislativa donde el partido en función de gobierno tiene mayoría.

“¿De qué santuario hablan?”, cuestionó Bonifaz, al asegurar que existen trabajos, sobre todo de explotación de madera, en la región que defiende un grupo de indígenas.

“La Iglesia Católica no tiene ninguna moral para hablar del territorio del TIPNIS porque los datos que hemos recabado muestran que tienen 843.164 hectáreas dentro del territorio indígena”, cuestionó y aseguró que esas tierras las poseen desde hace diez años .

Rivera aclaró que el Gobierno hizo la misma denuncia en 2013, pero que esta situación fue aclarada en su momento por el Bicariato del Beni. También pidio pruebas sobre un supuesto apoyo al narcotráfico. (08/08/2017)

Información adicional

  • Fuente La Razon