Martes, 12 Diciembre 2017

logo de la TAPA 6

10   Banner    Anunciate Aqui

NO TENGAN MIEDO: Ricardo Centellas, Presidente de la CEB: No podemos permitir que los populismos poco a poco se conviertan en dictaduras en nuestra sociedad, no podemos permitir que maten el TIPNIS. 

Los más de 1.500 asistentes al VII Congreso Misionero Nacional realizado en Sucre, entre ellos obispos, sacerdotes y laicos, retornaron a sus distritos con el compromiso de intervenir más en la defensa de la vida de los más vulnerables, involucrarse en la lucha contra la trata y tráfico de personas, la migración, el peligro de perder la democracia y los intentos de populismos que pueden convertirse en dictaduras.

Bajo el lema “el Evangelio es Alegría, ¡Anúncialo!”, se desarrolló en Sucre el VII Congreso Misionero que permitió a los católicos de Bolivia analizar su responsabilidad profética en la sociedad, en la familia, en la política y en todos los ámbitos donde hace falta la presencia del Evangelio de Jesús.

En las conclusiones que se leyeron en el Acto de Clausura en el coliseo del colegio Sagrado Corazón, los misioneros admitieron que hay “un débil testimonio y pasividad frente a los acontecimientos y a las nuevas leyes que despenalizan y promueven el aborto, imponen la ideología de género contraria a la identidad natural de la persona, afectan a la familia y a la sociedad”.

En medio de cánticos de alabanzas, los misioneros fortalecidos por el Evangelio y el Espíritu Santo, después de cinco días de reunión, decidieron que la Iglesia Católica, mayoría en Bolivia, se involucre más en la lucha contra la trata y tráfico de personas, la protección de las víctimas y abordar con más fuerza la migración del campo a la ciudad.

“Hay una pérdida de acción profética de los bautizados, por el materialismo imperante, el acomodamiento a lo más fácil y el miedo al compromiso en el ámbito político”, señala una parte de las conclusiones.

Destacaron que la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) se pronunció con valentía sobre las leyes que afectan a la vida como el aborto y el peligro de perder la democracia, la pérdida de valores, la corrupción endémica, la violencia en la familia y las confrontaciones en la sociedad.

Determinaron que la misión profética debe impulsar a los misioneros a estar presentes en las organizaciones sociales, juntas vecinales, sindicatos, universidades, incluso en el nivel político, especialmente para la defensa de la vida y los derechos humanos.

Asimismo, en la familia, por las situaciones de abandono, separación y divorcio, consideran que es necesaria una atención más cercana.

SALIR A LAS CALLES

El viernes, en la última Eucaristía concelebrada por varios obispos y sacerdotes en la plaza 25 de Mayo, el presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana, monseñor Ricardo Centellas, convocó a salir a las calles al encuentro de los niños, jóvenes, obreros, migrantes y comunidades campesinas para presentarles el Evangelio de Jesús ante los intentos gubernamentales de imponer la cultura de la muerte.

Denunció la manipulación de la vida que se hace por intereses ideológicos y económicos que contradicen la vida, no respetan ni hacen respetar los derechos humanos.

El obispo convocó a no permitir que la división sea más fuerte que la unión, en las familias, en las parroquias y en la patria boliviana.

“No podemos permitir que los populismos poco a poco se conviertan en dictaduras en nuestra sociedad, no podemos permitir que maten el TIPNIS; por eso, ante esta cultura de muerte, con el espíritu de Jesús tenemos que decir que no nos vencerá”, enfatizó ante cientos de personas que participaron en la eucaristía.

Juárez pide socializar las conclusiones en sus jurisdicciones

Como anfitrión del encuentro, el Arzobispo de Sucre, monseñor Jesús Juárez, señaló que la tarea de los misioneros es hacer realidad las conclusiones del VII Congreso Nacional en sus jurisdicciones a través de encuentros, en las eucaristías e iniciar la preparación para el quinto Congreso Misionero Americano en Santa Cruz.

Agradeció a las personas que hicieron posible este evento brindando alojamiento a los visitantes, a las instituciones que apoyaron, al Centro Internacional de Convenciones y Cultura y a las comisiones de Sucre que le dieron dinamismo.

“Vuelvan a sus jurisdicciones con la plena confianza puesta en el Señor, el Dios de la vida que acompaña a los misioneros a anunciar el Reino de Dios”, señaló Juárez.

Información adicional

  • Fuente Correo del Sur (15-10-17)

La Arquidiócesis de Sucre asegura que cosecha los frutos de un trabajo preparatorio intenso en todas las jurisdicciones eclesiásticas de Bolivia y agradece a las instancias que colaboraron para que todo marche a la altura de este acontecimiento. De manera especial, Mons. Jesús Juárez, Arzobispo de Sucre, agradeció a las familias que acogieron a los misioneros y les aseguro la promesa de Jesús cuando dijo que el que recibe a uno de sus hermanos más pequeños a Él lo recibe.

#BoliviaMisionera #SucreMisionero

Quiero recordarles un famoso proverbio que dice: "lo que siembres cosecharás". Estamos recibiendo la cosecha de un prolongado trabajo preparatorio. Se realizaron los Congresos jurisdiccionales en las 18 diócesis y esto ha aportado a los delegados que han demostrado una gran responsabilidad, seriedad, participación, alegría y deseo de contagiar su ardor por el Evangelio y una pasión y mística para anunciar el Evangelio.

Quiero dar una palabra de agradecimiento a las diferentes comisiones de trabajo en Sucre. Un gracias especial al apoyo de la Conferencia Episcopal Boliviana. También mi profunda gratitud a los hoteles y otras instituciones que nos han apoyado. Gracias a las familias de Sucre que han acogido a los misioneros. Estén seguros que se cumplirá en ustedes la bienaventuranza del Señor: “quien recibe a mis hermanos a mí me recibe”.

Quiero resaltar los momentos de oración que se han vivido con una buena preparación. Hemos sido asesorados por cinco expositores de muy buen nivel.

Gracias de corazón a todas las personas que han colaborado

EL EVANGELIO ES ALEGRÍA... ANÚNCIALO!!!!

Información adicional

  • Fuente Bolivia Misionera

Mons. Eugenio Scarpellini, Coordinador General del VII Congreso Misionero Nacional, presentó las cifras del Congreso y una evaluación en vistas al próximo V Congreso Americano Misionero que tendrá lugar en Santa Cruz de la Sierra, el próximo año 2018, del 10 al 14 de julio. En su análisis destaca una mayor conciencia misionera y un crecimiento en la animación, formación y participación misionera. #BoliviaMisionera #SucreMisionero

Datos oficiales del VII Congreso Misionero Nacional:

1550 participantes en total
1180 delegados
23 Obispos
130 sacerdotes
156 religiosos y religiosas
19 diáconos permanentes
36 seminaristas
800 laicos
102 personas de las diferentes comisiones nacionales

En Sucre:

120 jóvenes voluntarios
130 personas de servicios varios
22 Parroquias
600 familias anfitrionas

Estos números indican entusiasmo, participación, deseos de crecimiento en la misión. Sumados los participantes consagrados representan casi el 30% de la participación y no debe dejar de llamar la atención la gran participación de laicos comprometidos y dedicados a la misión.

Son números altos que han más que duplicado el último Congreso Misionero. Esto manifiesta un compromiso siempre mayor de nuestra Iglesia respecto a asumir el compromiso misionero.

Nos alegran estas noticias en proyección al VCAM en el que recibiremos a 1400 delegados además de los participantes nacionales.

Información adicional

  • Fuente Bolivia Misionera

Que nadie sienta miedo al anunciar
que Bolivia toda conozca la realidad
que Cristo es el camino y la verdad. 

 

Información adicional

  • Fuente Bolivia Misionera

P. Richard Flores CSsR, Misionero Redentorista de la Congregación del Santísimo Redentor, dictó la quinta ponencia: Misión Ad Gentes desafío hoy para la Iglesia, en el VII Congreso Misionero Nacional que se desarrolla del 10 al 14 de octubre en la capital de Bolivia.

P. Flores compartió su experiencia, llamando a los congresistas a ser en primer lugar Testigos del Señor Resucitado en el mundo herido en que vivimos.

Tomando como ejemplo a santo Tomás explicó que a pesar de su incredulidad en la resurrección de Jesús en un primer momento, cuando él toco las heridas de Jesús pudo creer.

Parafraseando al Cardenal Tagle aseguró que si no tocamos las heridas del Resucitado, no tenemos derecho a decir: ¡Señor mío, Dios Mío! Y pidió que esta frase no se quede en una teoría, un slogan o un lema. Tenemos que llevar a la práctica lo que creemos y vivimos en el interior, expresó. 

Información adicional

  • Fuente Bolivia Misionera

Las conclusiones se conocerán hoy, en una ceremonia especial de clausura. Así lo anunció ayer la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), que valoró como muy positivo el desarrollo del Congreso Misionero Nacional, que este año eligió a Sucre como sede.

Según los números de la CEB, más de 1.500 personas participaron del congreso, el doble del último encuentro. Además, participaron 130 obispos, una cifra también importante.

El presidente de la CEB, monseñor Ricardo Centellas, dijo que "el congreso lo que hace es que la Iglesia camine más de cerca con su pueblo" y que se involucre con sus “necesidades más urgentes”.

“Nos llama a la protección de la vida, a la producción de los derechos humanos”, remarcó, para adelantar algo de las conclusiones que se conocerán hoy, en el colegio Sagrado Corazón.

La CEB también agradeció la hospitalidad de los sucrenses y sus autoridades, que recibieron con beneplácito a los cientos de misioneros que llegaron a Sucre para participar del encuentro.

Información adicional

  • Fuente Correo del Sur

Nuestro Rincón Vocacional de INFODECOM quiere acompañar este importante acontecimiento para la Iglesia de Sucre y de Bolivia. 

Pepe Cervantes, hermano y amigo, colaborador semanal en nuestra página INFODECOM, con su comentario a la Palabra de cada domingo, nos puso en la pista de la alegría en esta nueva jornada del querido Congreso Misionero que va, poco a poco, avanzando.

El padrecito Pepe -como cariñosamente le llamamos- nos habló de la alegría espiritual. Es el gran talante con que hemos de asumir la Misión en la Iglesia. Alegría que tiene dos líneas fundamentales: el encuentro con Cristo Resucitado y las Bienaventuranzas evangélicas. Es la alegría que nace de Dios… y que alimenta nuestra Misión. Es el mejor regalo que podemos ofrecer a nuestro mundo.

Así, la mañana estuvo tintada de esta profunda alegría. Pero la tarde de este día jueves se tiñó de una gran tristeza. A la hora de escribir esta crónica son dos los alumnos fallecidos por el colapso del tinglado de su Unidad Educativa, producido por la intensa granizada que ensombreció Sucre durante escasos veinte minutos.

Quieren ser las presentes líneas recuerdo y oración para estos jóvenes, Pamela y Héctor, que hoy han fallecido lastimosamente. A lo largo de las siguientes horas al accidente, las redes sociales abundaron en palabras de condolencia y de un gran pesar.

Nuestro Congreso Misionero se une al lamento por lo sucedido y eleva una humilde oración pidiendo al buen Dios consuelo y esperanza para sus familias y demás heridos.

¿Qué diremos entonces de la alegría, al saber de este siniestro y de tantas calamidades naturales y otras atrocidades protagonizadas por el ser humano? ¿Podemos seguir hablando, pregonando, cantando… la alegría del Evangelio? ¿Tienen sentido las palabras que Pepe hoy ha querido subrayar: que la alegría llegue a su colmo…?

Nuestra respuesta, segura y concluyente es y será siempre: SÍ.

SÍ, porque no dejamos de asumir el dolor, la tristeza, la angustia. Forman parte de nuestra naturaleza. Son, lo queramos o no, nuestros acompañantes. Además, más allá del sufrimiento, sabemos de su capacidad para educarnos, madurarnos… el dolor nos disciplina y abre nuevos horizontes de sentido a nuestras jornadas.

SÍ, porque la alegría del Evangelio no tiene que ver con rostros sonrientes, chistes facilones o momentos de la vida en que solo estamos “contentos” por algo: ¿alcohol?, ¿actividades lúdicas?, ¿encuentros familiares?, ¿aplausos que nos prodigan otros?

SÍ, porque es una alegría profunda, se forja en nuestro más íntimo santuario interior, allí donde se cocinan las decisiones y actitudes más primordiales y radicales de la vida.

SÍ, porque la alegría del Evangelio nace de Dios -como dijimos arriba- y solo en Dios tiene su origen y fundamento (nos ha recordado hoy Pepe). Y eso es garantía definitiva de vida en plenitud y vida que camina hacia el fin último que es el mismo Dios.

Que esta alegría colmada, serena, madura, sea nuestro patrimonio. También el tuyo, joven, chica o chico que estás trabajando en el corazón interrogantes cercanos a una posible inquietud vocacional. Si Dios te llama, te hartará con su alegría. No lo dudes. Pero no busques esa alegría en las superficialidades que te rodean. Búscala en tu interior. En la oración. En el servicio a tu familia y a hermanos necesitados (que hay cientos).

La encontrarás, cómo no, en la dulce Palabra del Señor. En los Sacramentos frecuentes. En la Misa de cada domingo. Y en eso que quizá tanto te asusta: el silencio.

Pamela, Héctor… descansad en paz, en la gran alegría que encontraréis en el rostro del buen Dios.

(P. Pedro Rentería G.)

Información adicional

  • Atención Las opiniones de este sector son de la total responsabilidad de sus autores, Infodecom no se identifica necesariamente con las opiniones vertidas en esta sección
  • Autor P. Pedro Rentería Guardo

Hermana Pilar Tapia, hermana de Nuestra Señora de la Consolación, afirmó que su vocación surgió cuando conoció la Congregación Misionera de las Hermanas de la Consolación, en Chile, en la que pudo ver  de cerca el testimonio de alegría, de entrega, de relación con la gente... el anuncio del Evangelio de las hermanas.

Desde su punto de vista es difícil ser misionero, sin embargo aseguró que hay cosas que Dios pone en los corazones y Él da la fuerza para anunciarlo. Él es el motor, creo en Él, que sigue llamando, sólo que tenemos que colaborar quienes somos consagrados o quienes participen más de la Iglesia, afirmó.

Calificó el VII Congreso Misionero Nacional, como una riqueza y un despertar para la Iglesia boliviana. Asimismo, dijo que este congreso, es una preparación para el VCAM a realizarse el próximo año en Santa Cruz.

Por otra parte, aseguró que la experiencia de Cristo hace falta en Bolivia para fortalecer la misión. El que no experimenta a Jesucristo en su vida, en su corazón, perderá, pero si busca con un corazón sincero, con un corazón como “loco por Cristo”, podrá alimentar y fortalecer su fe, aseguró.

Vayan y hagan misioneros
que anuncien tu verdad
que después de dos mil años
aún resuena hoy tu voz

Información adicional

  • Fuente Bolivia Misionera

Mons. Ricardo Centellas, Presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana y Obispo de la Diócesis de Potosí, presentó la tercera ponencia del VII Congreso Misionero Nacional con el tema: “La Misión es para la comunión y reconciliación entre los hermanos”.

Mons. Centellas aseguró que este tema es de gran importancia porque hacen parte de la vida cristiana. Ya que todo bautizado  debe entrar en la dinámica misionera creando comunión y reconciliación.

Ahí donde estamos, el mundo necesita de comunión, de reconciliación, para que no sea un mundo tan violento, tan indiferente y tan marcado por el invidualismo, expresó a tiempo que deseó que el Señor bendiga y anime a los misioneros y que la comunión y la reconciliación sea posible entre toda la Iglesia y entre todo el mundo.

EL EVANGELIO ES ALEGRÍA... ANÚNCIALO!!!!

 

Información adicional

  • Fuente Bolivia Misionera

LA ALEGRÍA DEL RESUCITADO Y LAS BIENAVENTURANZAS...

 

 

 

Información adicional

  • Fuente Bolivia Misionera