Viernes, 19 Enero 2018

logo de la TAPA 6

10   Banner    Anunciate Aqui

Mon. Sergio Gualberti Mon. Sergio Gualberti

Mons. Gualberti: La historia enseña que los políticos con pose de salvador traen tragedia a su país Destacado

Dic 24, 2017

HOMILIA DE MONS. SERGIO GUALBERTI
DOMINGO 24 DE DICIEMBRE DE 2017
MISA DOMINICAL DE LA MAÑANA

Queridos Hermanos y Hermanas:
Los textos bíblicos de este 4to. domingo de adviento, nos hablan ante todos y sobre todo de la intervención salvadora de Dios en nuestra historia concreta, personal y de toda la humanidad.

Dios bendice la casa del Rey David
La primera lectura nos presenta al profeta Natán que, de parte de Dios, transmite una promesa a David: “Yo elevaré después de ti a uno de tus descendientes… y afianzaré su realeza. Seré un padre para él, y él será para mí un hijo”. David ha manifestado su deseo de construir una casa para el Señor, pero, por medio del profeta, Dios le comunica que es Él quien ha decidido elegir a la casa de David, protegerla y conservar a sus descendientes en el trono: “Tu casa y tu reino durarán por siempre en mi presencia y tu trono durará por siempre”.

Jesus el heredero de la estirpe de David
El evangelio de hoy recuerda aquella profecía de Natán: “Concebirás y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Él será grande y será llamado Hijo del Altísimo. El Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin”. Jesús es ese heredero de la estirpe de David que, ante el fracaso de los reyes sus descendientes a causa de su infidelidad a la primera alianza, viene a establecer la nueva y definitiva alianza.

La Casa de Dios esta abierta para todos
La elección de Dios no tiene una dimensión política sino espiritual, tampoco es limitada al pueblo de Israel, sino que se abre a todos los pueblos y para siempre. Jesús no viene a imponerse por la fuerza, el ofrece su gracia y propone un camino de salvación muy distinto de las ambiciones humanas de poder, de gloria y de prestigio.

Jesus no es el hijo por elección
“Él será grande y será llamado Hijo del Altísimo”. Jesús es en verdad el Hijo del Altísimo y no tan sólo un hijo por elección.
A lo largo de su ministerio público, Jesús en múltiples ocasiones ha explicado su relación única y personal con su Padre, insistiendo que entre el Padre y Él hay una total y perfecta comunión: “Yo y el Padre somos uno”, la unidad total. El Padre y el Hijo son uno y comparten el mismo origen, la misma voluntad, el mismo querer y la misma misión salvadora.

La historia enseña que los politicos con pose de salvador traen tragedia a su país
San Pablo, lo hemos escuchado en la segunda lectura, al respecto nos dice: “El misterio que fue guardado en secreto desde la eternidad va a quedar revelado”. Este hecho maravilloso es que el Hijo de Dios Altísimo es el Dios con nosotros y por Él somos hijos de Dios, partícipes de la naturaleza divina. Gracias al niño que está por nacer conocemos que nuestro Dios es el Dios que salva e interviene para liberarnos del pecado y de la muerte, no hay otro salvador que no sea el Señor, Él es el único salvador. Y la historia nos enseña que cuando los politicos asumen pose de salvador, se vuelve la tragedia más grande para un país.

Maria Joven y sencilla recibe el anuncio en su casa y no en un templo
Este gran misterio se concreta en la humildad de Nazareth, una pequeña aldea de Galilea, en la intimidad y silencio de una casa, mediante el diálogo del ángel con María, una joven campesina pobre y sencilla. Es hermoso pensar que el primer anuncio del Evangelio se asoma en una casa y en la vida de cada día y no en el templo de Jerusalem. Dios se nos hace cercano con su ternura en nuestra vida cotidiana, en un día de fiesta, en un momento de lagrimas, en un gesto de solidaridad con los pobres o cuando expresamos nuestro cariño a las personas que amamos.

Maria expresa su opcion radical por Dios y es fiel a lo largo de toda su vida
Con estas palabras “Hágase en mí según tu palabra” María ha hecho su opción radical por Dios, ha dicho sí a su llamado con un compromiso personal y total de ser parte de su plan de salvación. María, creatura humana como nosotros, pero totalmente libre del pecado por la gracia de Dios, le expresa entonces su sí al que será fiel a lo largo de toda su vida.

Maria se mantiene en la fe a pesar de exponerse al rechazo, marginacion e incluso lapidación.
El sí de María a Dios es el sí a la vida, expresión clara de su obediencia en la fe, aun sabiendo de que ese paso le podía acarrear el rechazo de José y de la sociedad, la marginación y hasta la lapidación. Ella se abandona por completo en manos del Dios de la vida, sin desmayarse ni abandonar, ni siquiera en los momentos más dramáticos y tristes de la muerte en cruz de su hijo.

Maria inicia una relacion de amor, amistad, comunión, colaboración.
El sí de María se une al sí de Jesús. El encuentro de esos dos "sí", permite el cumplimiento del único proyecto de salvación, en el que la humanidad reconciliada inicia una nueva relación con Dios, marcada por el amor, la amistad, la comunión y la colaboración.

Maria colabora plena del plan salvador de Dios.
En esta visión, la virginidad de María asume un nuevo y profundo sentido, es la expresión de la pobreza de la creatura ante el creador, de su disponibilidad creyente y de su entrega total a colaborar con el plan salvador de Dios.

Maria invita al pueblo a abandonarse y confiar en Dios.
Por eso, el sí de María nos invita a confiar en el Señor, a alimentarnos de su palabra, descubrir su voluntad, reconocer sus designios en nuestra vida y abandonarnos dócilmente en sus manos providentes.

Maria nos invita a luchar contra la opresión, injusticia, y violencia con libertad, vida y amor.
El sí de María es entonces un acicate para que nosotros digamos nuestro sí a Jesucristo y que optemos por la Buena Noticia del reino de Dios, con el compromiso concreto de luchar en contra de las potencias del mal que se manifiestan con el poder de la opresión, de la injusticia y la violencia, trastocando el orden armonioso de Dios basado sobre la libertad, la vida y el amor.

Maria nos invita a promover y defender la dignidad del ser humano
El sí de María es un sí de toda la vida, que nos involucra personalmente a no claudicar en nuestro camino de fe y ser firmes y constantes en la construcción de un mundo más justo y humano y en plasmar acciones solidarias de promoción y defensa de la dignidad de todo ser humano.

Que las atoridades y los profesionales de salud se abran a soluciones justas sin condiciones
Elevemos entonces confiadamente nuestras oraciones al Niño Dios, que esta noche vuelve a nacer, para que entre en nuestro corazón y en nuestras familias. En particular les invito a orar para que Él mueva a las autoridades y el sector de salud, a los profesionales de la salud, a que no escatimen esfuerzos a fin de superar el largo conflicto que pone en riesgo la vida de tantos enfermos y se abran a todas las soluciones justas y posibles sin previas condiciones, poniendo el bienestar y la salud de la población por encima de todas las demás razones.

Agradezcamos a Dios el nacimiento del Salvador y acojamoslo con gozo, afecto y gratitud en nuestras vidas
Esta noche la Iglesia nos convoca a alegrarnos con los ángeles y los pastores alrededor del Niño Dios en el portal de Belén. Antes de la cena en familia, participemos todos juntos de la Eucaristía, esta eucaristia es la del 4to domingo de adviento, la de la noche es la misa del nacimiento de Jesus, pueden participar acá en la Catedral o en sus parroquias para agradecer a Dios el don del nacimiento del salvador, un don inestimable del único Salvador y acogerlo con gozo, afecto y gratitud en nuestras vidas. Amén
Amén

Información adicional

  • Fuente: Infodecom
Modificado por última vez en Domingo, 24 Diciembre 2017 12:06

Ultimas noticias - Destacados

pulacayo 

15 - Banner - Publicite Aqui

Banner Reflexion dominical ok

10 - Banner  - Anunciate Aqui

  06 - Infodecom - Diakonia

11   Infodecom   Religion Digital

banner papa francisco sitio web 2015

13 - Infodecom - Colobora sosteniendo Infodecom