Internacional

“De pequeño era vendedor de periódicos, hoy soy encargado urbanístico en las villas argentinas”

En las periferias de las que siempre habla Papa Francisco, se encuentran también las villas miserias de Argentina, que son barrios o poblaciones de chabolas donde hasta hace muy poco no había ni luz ni agua.  

Juan Enríquez llegó desde Argentina a Roma para ver al Papa, concretamente de la Villa Palito. De pequeño era vendedor de periódicos, hoy es encargado urbanístico para mejorar los servicios de las villas.  

“Papa Francisco es un orgullo nacional para los argentinos”, asegura mientras resalta también que el Santo Padre “transmite luz y esperezan”

(MZ-RV)