Internacional

De difusor de noticias a difusor del Evangelio: Periodista chileno se ordena sacerdote

(Santiago / Chile) “Dejé el atractivo del mundo de la televisión para sumergirme en el corazón de Dios”, expresó el P. Felipe Herrera (36), anterior periodista del Canal 13 de Chile que el 13 de abril fue ordenado sacerdote junto a otros seis seminaristas en una ceremonia celebrada por el Arzobispo de Santiago, Mons. Ricardo Ezzati, en la Catedral Metropolitana.

En declaraciones a ACI Prensa, el ahora sacerdote relató que fue “descubriendo el llamado de Dios desde los 15 años (…) y a través de su Palabra y en la intimidad de la oración, me permitió reconocerlo en mis hermanos y hermanas más necesitados de su misericordia”.

“El dedicarme como periodista a anunciar noticias me ayudó a darme cuenta de que en el Evangelio tenía la mejor noticia para el mundo, y que Dios me había preparado para eso. Él me regaló la gracia para dejar el atractivo mundo de la televisión para sumergirme en el corazón de Dios que late en la Iglesia”, afirmó.

Así, el ahora P. Felipe dijo que ejercer durante años la profesión del periodismo le permitió constatar la gran importancia que los medios de comunicación tienen en la tarea evangelizadora de la Iglesia.

“Los medios de comunicación social han de considerarse como un instrumento privilegiado para llegar a los corazones de millones de hombres de todo el mundo. Quiero proclamar la Palabra de Dios a tiempo y a destiempo, y veo en los medios, la herramienta idónea para cumplir ese anhelo y ganar corazones para Él”, finalizó.

Reproduzcan la imagen de Jesús

Ante los dos mil fieles que asistieron a la ceremonia, Mons. Ezzati exhortó a los nuevos sacerdotes a transmitir al país la experiencia de haber vivido su encuentro con Cristo. “Hoy día les corresponde a ustedes, ser fascinados por reproducir la imagen de Jesús que ha fijado sus ojos en ustedes”, afirmó.

La Misa fue concelebrada por los Obispos Auxiliares de Santiago, Mons. Cristián Contreras Villarroel y Mons. Pedro Ossandón, así como por el Obispo Castrense, Mons. Juan Barros. También participaron unos 150 sacerdotes y consagrados.

Los otros nuevos sacerdotes son Ricardo Acosta (34), Rodrigo Cordero (33), Francisco Rencoret (32), Cristián Montes (32), Maximiliano Grez (36), y Rodrigo Quintanilla (35).