Internacional

Crónicas Vaticanas: La nueva palabra inventada por el Papa Francisco

Desde que el Papa Francisco inauguró su pontificado nos ha regalado varios neologismos, por ejemplo: misericordear, primerear, o nostalgioso.
La semana pasada Francisco ha sumado a sus “bergoglismos” un nuevo término, y no se trata de “sinodalidad” porque esta palabra es antigua; incluso después del Concilio Vaticano II obtuvo un espacio en el Vaticano, cuando el Papa Pablo VI creó la Secretaría General del Sínodo de los Obispos. Lo que sucede, es que en estos últimos años todos hablan de sínodo y sinodalidad porque el Papa ha convocado a un “sínodo sobre la sinodalidad”.
Pero volviendo al tema. El término nuevo es “indietrismo”, que traduciendo libremente del italiano al español podría ser: “retro-caminar” o “involucionismo”.
El Papa usó esta palabra en su homilía del pasado martes 11 de octubre, al conmemorar en la Basílica San Pedro los 60 años del inicio del Concilio Vaticano II. El pontífice explicó que la mirada del cristiano debe ser desde lo alto – con los ojos enamorados de Dios – y dijo: “…Pero estemos atentos: ni el progresismo que se adapta al mundo, ni el tradicionalismo o el “indietrismo” que añora un mundo pasado son pruebas de amor, sino de infidelidad. Son egoísmos pelagianos, que anteponen los propios gustos y los propios planes al amor que agrada a Dios, ese amor sencillo, humilde y fiel que Jesús pidió a Pedro”.
El autor de esta crónica ha tenido la suerte de escuchar en primera persona la explicación del significado de este nuevo término.
Los “indietristas” son ese movimiento horizontal dentro de la iglesia y que no tiene raíces. Son aquellos que van hacia atrás, que dicen: “siempre se ha hecho así”; no son los tradicionalistas porque la tradición jala hacia arriba, y tarde o temprano se mueven; sino son los conservadores (personas de retroceso) que dicen: No hagamos esto. Es peligroso. Volvamos atrás.
Un claro ejemplo de este nuevo adjetivo –explicó su inventor– aconteció durante el Vaticano I, pues hubo un grupo de obispos que no quiso votar el esquema sobre la infalibilidad. Ellos dijeron: “No. Nosotros seguimos como siempre”. Posteriormente se agruparon bajo el nombre de veterocatólicos y fueron hacia atrás para quedarse como antes y no dar el paso adelante.
El “indietrismo” conduce a los errores más grandes, pero estar en la tradición nos hace crecer hacia adelante o, como el Papa ha mencionado en su homilía, hacia lo alto.
En definitiva se podría decir que la tradición es la fe viva de los muertos. Los tradicionalistas son la fe muerta de los vivos.
***Post data***
Este domingo 16 de octubre, durante el Ángelus, el Papa informó de su decisión de convocar la Asamblea Sinodal en dos momentos: octubre 2023 y octubre 2024. Se trata de una novedad porque ya no se oranizará una asamblea de obispos reunidos en Roma, pues el sínodo de la Iglesia fue inaugurado en octubre del año pasado (2021), y hoy se habla de un proceso que va avanzando en fases nacionales y continentales, hasta llegar a la asamblea que debía realizarse en el Vaticano el año 2023, pero el Papa (quien es el único que puede convocarlo) decidió que esa asamblea tendrá dos sesiones.
No se trata de dos sínodos como el de la familia, sino de algo distinto. Todavía no se conocen los aspectos prácticos, solo sabemos que serán dos sesiones y se realizará en el Vaticano.
Por: Ariel Beramendi