Sucre

Coro Santa Clara y la Orquesta Ad Libitum en imponente recital de música barroca de La Plata

Hermosas melodías deleitaron el espíritu de centenares de personas que asistieron al concierto de Música Barroca de La Plata, interpretadas por el Coro Santa Clara y la Orquesta de Cámara Ad Libitum, bajo la dirección general de Juan Conrado Quinquiví, que se presentó el sábado por la noche.

Algunas decenas de personas de diferentes edades se quedaron afuera del escenario, con las ganas de presenciar el concierto; la Iglesia de Santa Clara quedó chica para el evento musical organizado por las Hermanas Clarisas que este año conmemoran sus 800 años de fundación a nivel mundial.

El Coro Santa Clara y la Orquesta de Cámara Ad Libitum organizaron este acontecimiento musical que despertó gran expectativa entre la población sucrense.

EL REPERTORIO

Interpretaron temas como Sonata Chiquitana del siglo XVIII, de autor anónimo; Sonata Chiquitana del Siglo XIX, de autor anónimo; Canto Dulce Jesús Mío, anónimo; Hanacpachap, (Padre Nuestro) anónimo; Ave María Guaraní (tema de la película La Misión).

Asimismo, Ave Maris Stella, (Hymnus) Doménico Zipoli; No suspires, no llores, anónimo ABNB Música 514 (Escrito para el Convento de Santa Clara de Sucre-Bolivia); El Día de Corpus, anónimo ABNB Música271; Afuera, afuera luces de Antonio Durán de la Mota 1672-1736 ABNB y Afuela Afuela (Procesión de negros al portal, Roque Jacinto de Chavarría 1688-1719 ABNA (escrito para el Convento Santa Clara de Sucre- Bolivia).

LOS INTEGRANTES

El Coro Santa Clara está integrado por 21 personas, de ellas siete son religiosas; de todo el grupo 14 son sopranos, siete contraltos, seis tenores y cuatro bajos.

Por su parte, la Orquesta Ad-Libitum, cuenta con siete músicos, cuatro violines, una flauta traversa, un violonchelo y un órgano.

Este convento desde hace siglos se destacó en la música especialmente para los actos litúrgicos. Existían hermanas dedicadas a la música que componían o mandaban a componer para las solemnidades y festividades al interior del convento que van cultivando generación tras generación.

Hoy en día, según sus posibilidades siguen cultivando la música para hacer más vivas sus celebraciones eucarísticas, todo para mayor gloria de Dios.

Entre los instrumentos más usados se destaca el órgano que fue construido por Fray Pedro de las Casas en 1792 y restaurado en 1997. Actualmente funciona en la Iglesia junto con otros instrumentos expuestos en el museo.

Las religiosas señalan que tuvieron la dicha de encontrar algunos ejemplares de partituras de los siglos XVII y XVIII en el Archivo Nacional, lo que las incentivó a interpretar aprovechando el VIII centenario de su fundación, con la ayuda de la directora del ABNB, Ana María Lema, y la transcripción del maestro, Juan Conrado Quinquiví.