Internacional

CONGRESO MUNDIAL: SOLUCIÓN DURADERA A CRISIS PROVIENE DE LA FAMILIA

(MADRID) El VI Congreso Mundial de Familias, realizado del 25 al 27 de mayo en Madrid (España), culminó con la proclamación de la Declaración de Madrid, en la que los más de tres mil participantes defendieron el valor de la familia ante los ataques de la sociedad actual.

“Afirmamos que las soluciones duraderas a los problemas humanos, incluida la actual crisis econoìmica, provienen de las familias y de las pequenÞas comunidades. No se pueden imponer por un decreto burocraìtico o judicial. Tampoco pueden ser exigidos por una fuerza exterior”, señala la declaración, en la última de sus 17 resoluciones.

En comunicación con ACI Prensa el 29 de mayo, Ignacio Arsuaga, presidente de la plataforma ciudadana española HazteOír, señaló que “la clausura del Congreso fue uno de los eventos más emotivos”.

Tras la premiación realizada por el Howard Center for Family, Religion and Society a algunos de los responsables por la organización del VI Congreso Mundial de Familias, Arsuaga convocó al escenario a todos los voluntarios que ayudaron en la realización del evento, los que “recibieron una cerrada ovación de aplausos del público”.

El presidente de HazteOír recordó que durante la ceremonia final, Fernando Benzo Sáiz, subsecretario del Ministerio de Educación de España, fue interrumpido por los aplausos “hasta en tres ocasiones, cuando denunció los ataques de los enemigos de la familia y la dictadura del relativismo, que supone una amenaza para las libertades y los derechos fundamentales”.

Los miembros del comité internacional del Congreso Mundial de Familias reconocieron públicamente que la edición de este año, en Madrid, ha sido una de las mejores realizadas, desde su creación en 1997.

En la Declaración de Madrid, que fue leída por Allan Carlson, presidente del Howard Center, e Ignacio Arsuaga, también se afirmó que “la familia natural, no el individuo, es la unidad fundamental de la sociedad”.

“La familia natural es el sistema familiar ideal y verdadero. Si bien reconocemos muìltiples situaciones de hecho, los otros ‘tipos de familia’ adolecen de alguna carencia o son meras invenciones del Estado”, indicaron.

La Declaración de Madrid también remarcó “la santidad de la vida humana desde la concepcioìn hasta la muerte natural. Cada persona recieìn concebida tiene derecho a vivir, a crecer, a nacer y a compartir un hogar con sus padres naturales unidos por el matrimonio”.

“El aborto, la eutanasia y todas las formas de manipulacioìn de los seres humanos en estado embrionario o fetal, por lo tanto, son ataques contra la vida humana”.

El Congreso Mundial de Familias criticó el control poblacional, pues “el mundo es abundante en recursos. El debilitamiento de la familia natural y el fracaso moral y poliìtico, y no la ‘sobrepoblacioìn’ humana, han causado la pobreza, el hambre y la degradacioìn del medio ambiente”.

“El verdadero peligro demograìfico que afronta la tierra en este nuevo siglo es la crisis de natalidad y el envejecimiento de la poblacioìn. Nuestras sociedades necesitan maìs personas, no menos”.

Tras subrayar el derecho de los padres a educar a sus hijos, sin interferencia del Estado, la Declaración de Madrid afirma que todos los seres humanos tienen derecho a la libertad religiosa, la cual debe ser respetada por la comunidad política.

El Congreso Mundial de las Familias se ha realizado como anticipo al 7º Encuentro Mundial de las Familias que se realizará del 30 de mayo al 3 de junio en la ciudad italiana de Milán, evento que será presidido por el Papa Benedicto XVI.

Para leer el texto completo de la Declaración de Madrid puede ingresar a: http://www.hazteoir.org/files/Declaraci%C3%B3n%20de%20Madrid%202012.pdf