Sucre

Concluyen restauración de capilla de la Cruzada Evangélica Católica en Sucre

GRACIAS AL TRABAJO DE SACERDOTE. 

El interior de la capilla de la Cruzada Evangélica, quedó impecable, gracias al trabajo que realizó el sacerdote español Unar Ibáñez, durante su visita en Sucre.

Este religioso de la Diócesis de Madrid, llegó al país junto con su par, Juan José Infantes, para visitar la obra que lleva adelante en Sucre, la Cruzada Evangélica, institución que nace en España y se extiende a Bolivia y Perú.

La capilla de la Cruzada Evangélica, ubicada en la calle Loa N° 541, inicialmente lucía fría por sus colores; ahora muestra una imagen cálida y acogedora con tonalidades azul y celeste, ideal para el recogimiento y la oración.

“No soy un profesional en este rubro, soy un aficionado, pero tengo algunos amigos estudiosos de Bellas Artes”, explicó.

El sacerdote pintó en una semana las paredes, las columnas y la bóveda, también refaccionó las imágenes. Realizó este trabajo alternando con las actividades de acompañamiento sacerdotal y servicio religioso.

Asimismo, visitó el hogar de niñas Genoveva Hernández, en Yotala, donde compartió con ellas y dictó algunas clases de canto. “Si puedo ayudar en las artes lo haré, pero siempre enfocado en el tema de la iglesia”, manifestó.

Junto con el sacerdote Juan José Infantes, visitan diferentes obras de esta institución, compartiendo la catequesis y escuchando las inquietudes de los creyentes.

En unos días más viajarán a Santa Cruz y de ahí, el 1 de septiembre retornarán a España.

El padre Juan José aseguró que se lleva una buena impresión de los niños y jóvenes que están interesados en servir de alguna forma a Dios.

“Siempre hay algo que mejorar en la formación de los chicos, es importante escuchar y acompañar, para que ellos sientan que son personas cercanas a nosotros. Lo prioritario es nuestra visita sacerdotal”, manifestó.

Una de las instituciones que visitaron fue el Centro de Formación Integral Rural Vera (CFIR Vera) ubicado en la comunidad El Cortijo.

La regional de las Cruzadas Evangélicas en Bolivia, que permanece en Bolivia 51 años desde su creación, María Fernández, señaló que el CFIR Vera, es un programa que capacita a jóvenes, especialmente campesinos, para que puedan mejorar su calidad de vida.